Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mayor Oreja dice que, "con todo el cariño" a Cospedal, es "un disparate" hablar de segunda Transición

Cree que Sánchez es "esclavo" de un proceso de giro a la izquierda que arrancó con Zapatero, igual que Mas lo ha sido del nacionalismo
El exministro 'popular' Jaime Mayor Oreja ha afirmado este lunes que hablar de "segunda Transición" le parece un "disparate como concepto" y se ha reafirmado en ello, "con todo el cariño" hacia la secretaria general del PP, cuando se le ha recordado que la propia María Dolores de Cospedal, ha utilizado esa expresión.
Durante un debate en 13TV, recogido por Europa Press, ha defendido que Transición sólo puede haber una, el paso de una dictadura a la democracia, y que debe ser tan respetada "que sólo puede haber una". Hablar de otras transiciones, ha opinado, es hacerle el juego al nacionalismo o a la izquierda. Es más, ha recalcado que una nueva Transición es lo que reclamaba ETA, abrir "un proyecto de ruptura".
A su modo de ver, lo que se avecina en España --con un Gobierno de PSOE, Podemos e IU-- es un "frente popular" que se propone "enterrar a la derecha", igual que el Frente Popular de la II República aspiró a enterrar a los partidos monárquicos.
Ese frente, ha augurado, "va a cambiar de raíz la política en España" y a reabrir "el sentimiento de las dos Españas", poniendo fin a la "España de la concordia" que se inició en 1976. "Va a salir un pequeño monstruo, ni siquiera la izquierda está tranquila", ha dicho.
Mayor Oreja se ha mostrado convencido de que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, se presentará a la investidura, incluso ha opinado que la situación ya no depende de él. Según su análisis, Sánchez es "esclavo de un proceso", igual que el expresidente catalán, Artur Mas, no fue "protagonista" del movimiento independentista sino que sirvió para culminar su radicalización.
"¿QUÉ MÁS VISTA A LA IZQUIERDA QUE PACTAR CON ETA?"
En el caso del PSOE, el exministro 'popular' ve un proceso de "vista a la izquierda" que comenzó cuando aún gobernaba el PP con mayoría absoluta y que llevó a su entonces líder, José Luis Rodríguez Zapatero, a "pactar con ETA". "¿Qué más vista a la izquierda puede hacer España que pactar con ETA?", se ha preguntado. A su juicio, ahora se está poniendo de manifiesto que el que ETA dejase de matar "tenía un precio".
Con todo, ha dicho que "ojalá se estropee al final" lo que considera un "mal proceso", por el bien "del PP, del PSOE y de la democracia española". En su opinión, ni los poderes económicos, ni la UE ni los sectores del PSOE que no quieren ese acuerdo tiene capacidad para frenarlo.
Sobre el independentismo, Mayor Oreja ha explicado su visión que pasa por considerar que ETA no era sólo "un grupo de asesinos", sino que era y es "un proyecto de ruptura" que nació para romper España y cuando vio que no podía romperla desde el País Vasco dio el salto a Cataluña. En su opinión, no hay un nacionalismo catalán y otro vasco, sino un solo "movimiento" que en estos momentos tiene su vanguardia en el País Vasco.
Por otro lado, ha respaldado la decisión del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, de no someterse a un debate de investidura sin apoyos, porque sólo habría servido para cohesionar a todas las demás fuerzas contra el PP.
AL PP LE HA FALTADO DIAGNÓSTICO Y POLÍTICA
A su juicio, el problema del PP es que "no ha sido capaz de diagnosticar lo que se estaba produciendo" y le ha faltado hacer política, y no sólo gestión, porque mientras el PP gestionaba se estaban "larvando" procesos en el nacionalismo y en la izquierda.
Mayor Oreja considera que el centro derecha necesitará embarcarse en alguna "refundación" o "regeneración" pero no se ha pronunciado sobre el futuro de Rajoy. "Eso es anticipar mucho, esa reflexión la tiene que hacer...", ha dicho, sin finalizar la frase, y ha recordado que él no está ya en lo orgánico del partido.