Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mayor Oreja tendría "infinito cuidado" con celebrar la consulta porque podría ser la "balcanización de España"

Cree que "ETA no dejará nada" hasta que "no esté en las puertas de la independencia" y que podrá hacer trampas
El europarlamentario por el PP Jaime Mayor Oreja ha afirmado este viernes que tendría "infinito cuidado" con permitir la celebración de la consulta soberanista en Cataluña porque es "evidente" que el resultado "no se queda limitado al territorio donde se produce" y "viene a significar la destrucción de España o la balcanización".
En una entrevista en la Cadena Cope recogida por Europa Press, Mayor Oreja ha manifestado que "hay que pensar que el punto débil de España es la nación", por lo que ha señalado que "tendría infinito cuidado" con hacer "experimentos con gaseosa", ya que, a su juicio, "abrir el portillo de un referéndum para ver qué pasa" es un "disparate".
"Es evidente que eso no se queda limitado al territorio donde se produce. Eso viene a significar la destrucción de España o la balcanización de España si se quiere", ha declarado, al tiempo que ha señalado que "cuando uno tiene un punto débil, tiene que saberlo, entenderlo y cuidarlo".
Según Mayor Oreja, no hay que sorprenderse de lo que está sucediendo en Cataluña y no es una "responsabilidad" de la "sociedad, los españoles o los catalanes". "Está en la esencia del nacionalismo, en la genética y en el núcleo del nacionalismo", ha indicado, para después agregar que "no es la primera vez" que España sufre "la misma ofensiva", aunque manifestada "de otra manera".
"Está en los genes del nacionalismo que arrancaron en el Parlamento vasco y en el Parlamento catalán en el año 89 cuando pocos años después de aprobar la autonomía, decidieron ya que el camino era autodeterminación. Están siguiendo la hoja de ruta", ha argumentado.
PARECEN "IMPARABLES"
Dicho esto, ha opinado que antes "la ofensiva estaba en un grupo terrorista ETA y tenía el centro en el País Vasco", mientras que hoy está en Cataluña. "No es ETA, es el Gobierno catalán el que está en la vanguardia". Así, ha dicho que cuando el País Vasco estaba "en plena ebullición parecía que iban a ganar" y ahora los nacionalistas catalanes parecen "imparables".
El exministro del Interior ha advertido que la "reacción es la de siempre", la que se dio cuando en el acuerdo de Estella "PNV y ETA se abrazaron". Según Mayor Oreja, hay que responder con la Constitución, la ley, actitud, determinación, firmeza porque "al final no sucede nada" y "el único que lo puede hacer es el Gobierno".
Preguntado por las informaciones que apuntan a que ETA anunciará antes de final de año un proceso de entrega de armas, Mayor Oreja ha hecho hincapié en que la banda "no es sólo una organización terrorista", sino un "proyecto político de ruptura" y que por ello "se separó del PNV" porque pensaban que con él no serían independientes.
El europarlamentario 'popular' considera que ETA, a día de hoy, está mirando a Cataluña "como proyecto de ruptura". "Acordó en Perpiñán, buscó un socio, ERC, y pactó: Yo no mato en Cataluña y tú me llevas a la independencia".
"ETA está fundamentalmente pendiente de la evolución del movimiento nacionalista con un Gobierno en la vanguardia de Cataluña. Lo demás para ETA es secundario", ha remachado, para después advertir que "ETA no dejará nada, podrá hacer trampas, hasta que no esté en las puertas de la independencia".
LAS ARMAS NO SON LO "MAS RELEVANTE"
En esta línea, ha insistido en que ETA "no es un ejército que tiene almacenamos unos polvorines como las armas químicas en Siria". "Las armas no es lo más relevante. Lo relevante de ETA es su proyecto de ruptura y hasta qué punto ha prendido en Cataluña", ha argumentado.
Mayor Oreja también ha puesto sobre la mes que, a su juicio, el Gobierno de Mariano Rajoy tiene "tres dificultades distintas", pues "no es lo mismo Cataluña que un grupo terrorista, el PSOE está "mucho peor que como estaba cuando había que hacer frente al movimiento nacionalista liderado por ETA" y "se va a internacionalizar el conflicto mucho más que antes".
Finalmente, sobre el enfrentamiento que mantuvo con el presidente de los socialistas y demócratas europeos (S&D), Hannes Swoboda, por las cifras del paro en España, ha dicho que su intervención fue "lamentable", aunque ha reconocido que en Europa se ve el país como un desastre y que, en ese sentido, hay que ser "realista", pues no está "como esa España fulgurante de los años 70". Sin embargo, ha defendido que "apunta en una buena dirección".