Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Medvédev dice a la presidenta kirguís que puede contar con el apoyo de Rusia

La presidenta de Kirguizistán, Rosa Otunbayeva (i), conversa con su homólogo ruso, Dmitri Medvedev, en el marco de la cumbre de la Comunidad Económica Eurasiática (CEEA) celebrada en Astaná, Kazajistán, hoy, lunes 5 de julio de 2010. EFEtelecinco.es
El presidente ruso, Dmitri Medvédev, le aseguró hoy a su colega kirguís, Rosa Otunbáyeva, que puede contar con el respaldo de Rusia, en una reunión celebrada en Astaná, la capital de Kazajistán.
"Espero que con su gobierno Kirguizistán consiga logros, supere el caos y las dificultades, lo que ayudará a cohesionar la nación y a dejar atrás la serie de los más diversos acontecimientos", dijo el jefe del Kremlin, citado por la agencia rusa Interfax.
Agregó que en esa labor la presidenta kirguís, que asumió su cargo el pasado sábado, podrá apoyarse siempre en las posiciones del pueblo ruso y su Estado.
Medvédev destacó que la situación en Kirguizistán, donde entre el 11 y el 14 de junio pasado se registraron enfrentamientos étnicos que dejaron centenares de muertos y provocaron la huida de decenas de miles de refugiados, influye en el panorama general de Asia Central.
"Nosotros, Rusia, somos parte integral de esta región. Y precisamente por ello confiamos en que con usted podremos elaborar los referentes correctos para el desarrollo de las relaciones ruso-kirguises", dijo a Otunbáyeva el presidente ruso.
Por su parte, la presidenta kirguís manifestó que la situación en su país se ha calmado, aunque admitió que las autoridades están preparadas para hacer frente a nuevos brotes de violencia.
"No se puede afirmar que todo esté tranquilo y que ya se pueda empezar la reconstrucción", dijo Otunbáyeva.