Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Medvédev pide propiciar la confianza mutua para reanudar proceso de paz en Oriente Medio

El presidente de Rusia, Dimitri Medvédev (izq.), conversa con su homólogo egipcio en El Cairo. EFEtelecinco.es
El presidente de Rusia, Dimitri Medvédev, subrayó hoy en El Cairo la necesidad de propiciar la confianza mutua entre palestinos e israelíes para reanudar el proceso de paz en Oriente Medio.
Medvédev hizo estas declaraciones en la rueda de prensa ofrecida al término de su reunión con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, en el Palacio Presidencial de Al Itihadia.
Egipto es la primera escala de un viaje de Medvédev, que le llevará también a Nigeria, Namibia y Angola, y en el que está acompañado por una nutrida delegación empresarial de su país.
"La situación en Oriente Medio no ayuda actualmente a propiciar la confianza entre ambas partes, pese a la adopción de pasos para retomar el proceso político", declaró el presidente ruso.
Asimismo, dijo que las resoluciones adoptadas deben tenerse en cuenta en los esfuerzos del proceso de paz, y que la solución de los dos estados, los asentamientos judíos, y la capital del futuro Estado palestino (Jerusalén Este) "son temas que suscitan problemas".
El mandatario ruso aseguró que su país está dispuesto a ayudar y recordó la celebración en Moscú a final de este año de una conferencia de paz sobre Oriente Medio.
Por su parte, el presidente egipcio, Hosni Mubarak, destacó el papel de Rusia en el proceso de paz árabe-israelí, al ser uno de los miembros del llamado Cuarteto Internacional, en el que también están EEUU, la ONU y la Unión Europea.
"Le he expresado (a Medvédev) mi deseo de que continúe el papel ruso (en Oriente Medio) en el marco del Cuarteto Internacional, del que Rusia forma parte, y también le manifesté el apoyo de Egipto a la celebración de la conferencia de paz en Moscú".
Para Mubarak, Rusia "es una potencia mundial, tiene mucha influencia en el mundo, en los asuntos internacionales, y ha estado implicada en la causa de Oriente Medio desde que esta empezó, y por ello tenemos interés en la participación rusa en el proceso de paz".
El presidente egipcio destacó que "la paz no la fabrica una sola potencia; deben participar diferentes potencias mundiales, y entre ellas (está) Rusia".
Aparte de abordar el proceso de paz en Oriente Medio, Mubarak y Medvédev estudiaron asuntos regionales e internacionales como la situación en Irán y en África, entre otros.
"También analizamos la situación financiera mundial y coincidimos en la necesidad de reformar las instituciones financieras mundiales", agregó el presidente ruso.
"Estamos satisfechos por este dialogo efectivo y estratégico -explicó Medvédev-. Deseamos incrementar la cooperación bilateral con Egipto".
En ese contexto, adelantó que hay buenas perspectivas de colaboración entre Egipto y Rusia en el ámbito de la energía nuclear, aunque no ofreció más detalles sobre esta cuestión.
Además, destacó que la cooperación económica entre ambos países ha alcanzado unos 4.500 millones de dólares (cinco veces más que hace cinco años), y que el número de turistas rusos que visitaron Egipto durante el año 2008 fue de unos 1,8 millones.