Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lara Méndez y Darío Campos se descartan para suceder a Besteiro al frente del PSdeG

Tanto la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, como el presidente de la Diputación Provincial, Darío Campos, se han descartado para suceder a José Ramón Gómez Besteiro como secretario general del PSdeG y para concurrir a las primarias para elegir al candidato socialista a la Presidencia de la Xunta, tras la renuncia del político lucense debido a las diez imputaciones judiciales que pesan contra él.
El presidente provincial, Darío Campos, repitió los mismos argumentos que su homólogo de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso. "Como dice Valentín, quiero seguir casado y me parece que no entra en mis opciones. Estoy colmado políticamente, no tengo ambición de aspirar a más y yo me descarto, eso podéis tenerlo claro", ha afirmado.
Por su parte, la alcaldesa lucense, Lara Méndez, persona próxima a Besteiro, ha apelado a que ella tiene "un compromiso claro con los lucenses y con la ciudad de Lugo". "Ese es mi compromiso para los próximos cuatro años", ha recalcado.
Al ser interpelada si se descarta en la carrera sucesoria, Lara Méndez replicó que "no se trata de descartarse". "Aquí la persona que se vea con ganas y fuerzas para liderar este proyecto tiene que dar un paso adelante, como había manifestado en su día Besteiro y a mí me parecía el candidato idóneo para optar a la Xunta de Galicia", expuso.
"Yo como tengo claro cuál es mi compromiso, que es con los lucenses y con la ciudad de Lugo, no voy a dar ese paso adelante. No es cuestión de descartarse, es cuestión de no dar el paso adelante", ha zanjado.
Tras la dimisión de Gómez Besteiro formalizada el pasado viernes, el PSdeG se encuentra en manos de una gestora que dirige Pilar Cancela, quien era número dos del partido con el político lucense.