Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mendia (PSE) pone como ejemplo los acuerdos "transversales" en Euskadi y dice que no se puede orientar el voto de nadie

La secretaria general del PSE, Idoia Mendia, ha explicado este viernes que el PSOE debería buscar un acuerdo de gobierno a partir de políticas concretas y ha puesto como ejemplo para ello los "acuerdos transversales, muy plurales" y entre "fuerzas muy diversas" que se han vivido en Euskadi.
Así lo ha señalado la líder de los socialistas vascos en declaraciones a los periodistas en Ferraz, a donde ha acudido para reunirse con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, en el marco de la ronda de contactos que está haciendo con los dirigentes territoriales de su partido antes del Comité Federal de este sábado.
Antes del encuentro, Mendia ha explicado que su intención es transmitir a Sánchez "la experiencia" que se ha vivido en Euskadi "desde el inicio de la democracia". "Siempre hemos tenido una sociedad muy plural en Euskadi, que nos ha obligado a enriquecer la política vasca con acuerdos transversales muy transversales, muy plurales entre fuerzas muy diversas", ha explicado.
La dirigente vasca ha defendido que éste "es el escenario al que se enfrenta España ahora" y, por eso, quiere trasladar al secretario general que "cuenta con el apoyo de los socialistas vascos para responder a lo que los españoles necesitan", convencida de que el PSOE "siempre va a buscar lo mejor para los españoles".
Preguntada si considera, como algunos otros dirigentes del partido, que ese acuerdo debería contar necesariamente con Ciudadanos, Mendia ha defendido que hay "varias fuerzas políticas que están representadas en el Parlamento que comparten" con el PSOE "el diagnóstico de algunos problemas".
"Y ahí podemos sumar a fuerzas muy plurales, desde Ciudadanos hasta Podemos, pasando por alguna otra, y es en ese marco en el que tiene que intentar buscar acuerdos sobre políticas concretas, para resolver problemas concretos de los ciudadanos", ha explicado.
Porque, ha insistido, lo importante es "el para qué" más que el "con quién", eso sí, "sin olvidar los principios y valores que inspiran al PSOE. "Sin renunciar a ellos, pero pensando siempre en lo que nos une, en beneficio de la ciudadanía, que es a la que nos debemos", ha remachado.
¿TAMBIÉN EL PNV?
Sobre la posibilidad de que en este acuerdo esté el PNV, ha insistido en que "hay varias fuerzas políticas" en el Congreso que "comparten algunos diagnósticos" con el PSOE y que han demostrado durante la campaña "estar preocupadas por cuestiones" que también le preocupan a los socialistas", como la reforma de la Constitución y la regeneración democrática.
"Por lo tanto --ha dicho--, hay suficientes mimbres como par apodre poner en un papel qué políticas concretas hay que hacer en la próxima legislatura".
Además, preguntada por la posibilidad de que se endurezcan las líneas rojas de las negociaciones, más allá de la resolución que aprobó el partido el pasado 28 de diciembre, para no negociar con los independentistas, Mendia ha defendido que "no se le puede impedir a nadie que vote". "Es un principio básico en democracia", ha dicho.
De esta manera, la dirigente vasca se ha referido a la posibilidad de que ERC y Democracia y Libertad se abstengan en una investidura de Pedro Sánchez. Aunque la dirección federal insiste en que no va a buscar el apoyo de los independentistas, algunos territorios recalcan que no se puede ser presidente con al apoyo, por pasiva ni por activa, de estos partidos.
A juicio de Mendia, la militancia y los ciudadanos apoyan la hoja de ruta de Pedro Sánchez para buscar un acuerdo y, ha asegurado, así se lo transmiten en la calle. "Es verdad que en Euskadi estamos acostumbrados a hacer política acordando entre diferentes fuerzas políticas: el PSE con el PNV, con el PP", ha dicho, poniendo a su comunidad como "modelo de estabilidad y convivencia, a pesar de las dificultades".