Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mendia apuesta por acordar la política penitenciaria con el Gobierno vasco si gobierna el PSOE

La secretaria general del PSE, Idoia Mendia, se ha mostrado convencida de que la política penitenciaria debe ser "acordada" con el Gobierno vasco, "dentro de la legalidad". Además, ha recordado que esta política "no busca la venganza sino la reinserción", y que "usada con inteligencia y visión de Estado" ha permitido actuaciones como la 'Vía Nanclares'.
En una entrevista a Radio Nacional, recogida por Europa Press, Mendia ha asegurado que la política penitenciaria, en un estadio "tan importante" como es "el final del terrorismo", debe ser acordada con el Gobierno vasco. "ETA sigue viva, permanece como una amenaza latente en la sociedad vasca", ha apuntado.
Ha precisado que durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y con Alfredo Pérez Rubalcaba en el Ejecutivo, la política penitenciaria era "estricta, pero dentro de los márgenes de la legalidad".
Además, a su juicio, se utilizaba "la inteligencia política y la visión de Estado para buscar la reinserción", lo que posibilitó abrir la 'Vía Nanclares'.
RECONOCER EL DAÑO
Ésta permitió que "unos cuantos presos de ETA, en una época mucho más complicada que la actual", decidieran "renegar de su pertenencia a la organización, reconocer el daño que habían causado a la sociedad vasca y a las víctimas que habían asesinado" y empezaran a "dar pasos en el camino de la reinserción".
"Ése es el camino, ésa es la victoria del Estado de derecho sobre los terroristas, eso es lo que nos llevó a ganar la batalla a ETA y es la batalla que tenemos que dar ahora en el final en el que quedan unos 400 presos de ETA en las cárceles españolas y francesas", ha manifestado.
Mendia ha insistido en que "el camino" es acordar con el Ejecutivo autónomo y "dentro de la legalidad" la política penitenciaria, que "no busca la venganza, sino la reinserción de los presos". "Siempre teniendo en cuenta la memoria de las víctimas", ha añadido.
Además, ha asegurado que "no solo los presos de ETA" sino "también la izquierda abertzale" deben terminar "reconociendo que la banda terrorista nunca debió de existir, que matar siempre estuvo mal y hay que reconocer el daño que han hecho a esta sociedad en los últimos 50 años".
La máxima dirigente del PSE ha advertido de que éste es un asunto "pendiente" y la causa por la que los socialistas no participan en la ponencia de Paz del Parlamento vasco. "Seguimos reivindicando el final de ETA, pero también la exigencia de una memoria basada, no en el olvido, sino en la justicia, la verdad y el reconocimiento del daño que se ha causado a las víctimas y a la sociedad en su conjunto", ha concluido.