Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Mesa del Parlament aplaza su decisión sobre C's y pide más datos a Rivera

La Mesa del Parlament de Cataluña ha aplazado hoy su decisión sobre la crisis interna que vive el grupo de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía (C's) y ha decidido pedir más información al presidente de este partido, Albert Rivera, para resolver definitivamente sobre quién debe liderar el grupo mixto.
Tras una reunión inusualmente larga, ya que ha durado cerca de tres horas, la Mesa ha optado por no decantar todavía la balanza en favor de ninguna de las dos partes en litigio y ha acordado pedir a Rivera "las normas internas que regulan la organización y el funcionamiento del grupo mixto o, alternativamente, la documentación necesaria para ilustrar la decisión que comunicó el 13 de mayo pasado", según un comunicado del Parlament.
Ese día, Rivera presentó en el registro de la Cámara un escrito dirigido al presidente del Parlament, Ernest Benach, en el que le comunicaba la expulsión del grupo del diputado José Domingo y pedía que éste pasase a tener la condición de diputado no adscrito.
La Mesa ha analizado así sólo la petición de Rivera, presidente de C's y presidente del grupo mixto, de que se expulse del grupo al diputado José Domingo, que la semana pasada se dio de baja del partido y que, en caso de estimarse esta solicitud, se vería relegado a la condición de diputado no adscrito.
Pero no ha entrado a analizar la segunda petición, registrada el pasado 15 de mayo por los diputados José Domingo y Antonio Robles -este último también ha abandonado la militancia de C's-, quienes han pedido a la Mesa que reconozca que ahora son mayoría y tienen capacidad para despojar a Rivera de sus cargos de presidente y portavoz del grupo, que pasarían a ocupar ellos dos.
La Mesa ha decidido de esta forma ganar tiempo -ni siquiera le han dado un plazo a Rivera para presentar la documentación-, en una decisión que no tiene precedentes en la Cámara catalana, y a la espera también de si Rivera, Domingo y Robles pueden resolver de forma amistosa su crisis interna, según fuentes parlamentarias. EFE