Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Mesa del Senado pospone otra semana el reparto de asientos en el Pleno por falta de acuerdo

Críticas de la oposición al PP porque no cede la presidencia de ninguna comisión salvo una al PSOE, la de Presupuestos
La Mesa del Senado ha decidido aplazar de nuevo el reparto de los grupos parlamentarios por las bancadas del Pleno ante la falta de acuerdo de los partidos, por lo que ha pedido una última a los servicios jurídicos de la Cámara.
Los grupos de la oposición han hecho una propuesta, el PP ha planteado otra alternativa y la Mesa ha decidido pedir una tercera opinión antes de aprobar definitivamente dónde se sentará cada cual. Como ha resumido el vicepresidente del Senado, Pedro Sanz, el problema sigue siendo que "todos no pueden estar en la primera fila".
La discusión se centra en el triángulo central de escaños, de los tres en los que se divide el hemiciclo. El PP está dispuesto a ceder cinco sitios en la primera fila y siguientes, quedarse con las columnas más cercanas al triángulo de la derecha, que es donde está el grueso del grupo.
En los otros cinco y en primera fila, podría situarse Podemos y sus 23 escaños. El resto de grupos quedarían ya por detrás y en la parte también trasera del triángulo de la izquierda, el del PSOE.
El portavoz del PP, José Manuel Barreiro, ha defendido esta distribución porque a su juicio es "suficiente para que pueda haber visibilidad" de los grupos. De hecho, sería un reparto parecido al de la pasada legislatura, sólo que Podemos ocupará los escaños que tuvo CiU como tercera fuerza parlamentaria.
Por parte de Podemos-En Común-Compromís-En Marea, Ramón Espinar ha criticado la actitud del PP de no ceder más puestos delanteros, sin aceptar una propuesta alternativa del resto. Y ha exigido que se acabe ya este debate y la discusión se centre en la formación de gobierno y la aplicación de políticas.
QUEJAS POR LAS PRESIDENCIAS DE COMISIÓN
Los portavoces de la oposición han sido muy críticos también con el hecho de que el PP vaya a presidir todas las comisiones del Senado salvo una, que cede al PSOE, la de presupuestos. Hace valer su mayoría absoluta cuando a juicio de estos grupos, tendría que hacer un reparto proporcional.
Las críticas han llegado de los socialistas y Podemos, pero también de ERC, Democràcia i Llibertat y el PNV, que han subrayado que el PP sí preside comisiones en los parlamentos vasco y catalán pese a ser minoritario.
El portavoz del PNV, Jokin Bildarratz, ha acusado al PP de haber roto un acuerdo alcanzado en el Congreso entre ambos partidos por el que el grupo vasco tendría una presidencia en cada cámara. "No ha respetado la palabra dada porque entiende que el PNV no está portándose suficientemente bien", ha dicho.
Bildarratz ha advertido al PP de que "se está encerrando en sí mismo" y que va a tener un problema por su soledad. "Como siempre, es el partido del no. Los resultados del 20D no le han aportado nada", ha añadido.
INDEPENDENCIA Y CARGOS EN EL SENADO
El portavoz de DL, Josep LLuís Cleries, ha defendido que su partido como otros pueda tener cargos en las comisiones y ha rechazado que este interés sea contradictorio con el proceso independentista que defiende en Cataluña.
"Queremos la desconexión con un Estado que no nos quiere, pero mientras tanto, desde la responsabilidad, trabajaremos por políticas que afectan a los españoles y también los catalanes. Actuaremos con responsabilidad porque la gente nos ha elegido para ejercerla", ha dicho.