Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Mesa revisará el reparto del hemiciclo si Podemos convence a los demás grupos

Podemos en el CongresoEFE

La Mesa del Congreso no reconsiderará el acuerdo que adoptó la semana pasada sobre la ubicación de los distintos grupos parlamentarios en el hemiciclo mientras Podemos, que ha planteado un reparto alternativo, no logre alcanzar en torno a su propuesta un consenso igual o superior al que cosechó la aprobada la semana pasada.

Así lo ha anunciado el presidente del Congreso, Patxi López, tras la reunión de la Mesa de la Cámara, en la que los representantes de Podemos y En Comú han intentado que se estudiara la propuesta que ya hicieron llegar personalmente al presidente la semana pasada.
No obstante, López ha explicado que este asunto no está definitivamente cerrado y que Podemos tiene aún tiempo para buscar apoyos a su propuesta. De momento, el Congreso no tiene fecha para la celebración del primer Pleno, sea de investidura o para tratar iniciativas de los grupos, con lo que, en principio, hasta que se convoque la primera sesión, la ubicación no será definitiva.
Según han informado fuentes parlamentarias, también ERC y el Grupo Mixto habían solicitado que se reconsiderara la ubicación que se les había reservado, puesto que no estaban de acuerdo con ella. Sin embargo, tampoco sus peticiones han sido atendidas por el órgano rector de la Cámara.
SI QUIEREN REVISIÓN, QUE NEGOCIEN
El reparto cuestionado por Podemos, ERC y el Mixto se aprobó el pasado martes con los votos a favor del PP, Ciudadanos y la vicepresidenta segunda del Congreso, Micaela Navarro, mientras que López se abstuvo de votar y apoyó la idea de Podemos de que el tema se tratara en una siguiente reunión.
Este martes, el presidente se ha mostrado tajante al asegurar que esta cuestión ya se sometió a votación hace siete días y que no se trata de que la Mesa se pronuncie semanalmente sobre el mismo asunto. Por eso ha emplazado a Podemos a negociar con los demás grupos si quieren que el reparto se revise.
AL "GALLINERO"
El grupo de Pablo Iglesias lo rechaza porque considera que sus diputados son relegados a lo que denominan el "gallinero", una ubicación que, a su juicio, no se corresponde con la tercera fuerza política.
Según ese diseño, los diputados de Podemos se sentarían a partir de la quinta fila del gajo central, por encima de Democracia y Libertad y del PNV, que tienen ocho y seis diputados, respectivamente--. También ocuparía las dos últimas filas de la bancada de la izquierda, reservada al PSOE, salvo parte de la penúltima donde se desplazaría a los nueve representantes de ERC.
Es por ello por lo que Podemos diseñó una propuesta alternativa que entregó al presidente de la Cámara, con el que los portavoces parlamentarios de la formación morada, Íñigo Errejón, y de ERC, Joan Tardà, mantuvieron una reunión el pasado miércoles para expresarle su disconformidad por el lugar de la Cámara que se les había asignado a sus parlamentarios.
En su propuesta, Podemos reclama ocupar parte de la bancada del PSOE situando a su líder, Pablo Iglesias, al mismo nivel que el de lo socialistas, Pedro Sánchez , en la segunda fila, justo encima de la zona azul reservada a los miembros del Gobierno.
Además, pide reubicar a los parlamentarios de ERC en el gajo central, que siempre han ocupado, y que los 14 miembros del Grupo Mixto, en lugar de esta repartidos en cinco filas de esa grada del centro, se coloquen utilizando sólo dos filas. Tanto ERC como el Mixto apoyan la propuesta de Podemos y así se lo han comunicado a la Mesa.
En su conversación con López, éste les hizo saber que el acuerdo alcanzado por la Mesa sólo podría ser reconsiderado en caso de que su propuesta consiguiera el consenso necesario. Sin embargo, fuentes de Podemos han informado que no se han puesto en contacto con otras fuerzas parlamentarias para tal fin porque creen que su alternativa debe ser estudiada por el órgano de gobierno de la Cámara.