Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Micheletti pide no preocuparse por las amenazas de Chávez, Correa y Ortega

Micheletti subrayó que la preocupación de los hondureños debe ser la normalización de las actividades en todo el país después de la zozobra vivida en los últimos días, que empeoró el domingo. EFEtelecinco.es
El presidente de Honduras designado el domingo, Roberto Micheletti, pidió hoy a los hondureños no preocuparse por las "amenazas" de los gobernantes de Venezuela, Hugo Chávez; Ecuador, Rafael Correa, y Nicaragua, Daniel Ortega, tras el derrocamiento de Manuel Zelaya.
"No debemos de preocuparnos por las amenazas del señor Chávez, ya no debemos de preocuparnos por las amenazas del señor Correa, ya no debemos de preocuparnos por las amenazas del señor Ortega", declaró Micheletti, elegido el domingo por el Parlamento, el que dirigió hasta ese día, en sustitución de Zelaya.
Chávez, Correa y Ortega han instado a los hondureños a "rebelarse" contra el Gobierno de Micheletti, y el mandatario venezolano ha advertido de que podría "tomar medidas" contra Honduras para reinstalar a Zelaya en el poder.
Micheletti subrayó que la preocupación de los hondureños debe ser la normalización de las actividades en todo el país después de la zozobra vivida en los últimos días, que empeoró el domingo.
Ese día, los militares sacaron por la fuerza de la Presidencia y del país a Zelaya, acusado de violar las leyes al intentar celebrar una consulta popular para instalar una Asamblea Constituyente.
El Parlamento eligió a Micheletti en aplicación de una disposición constitucional que establece que en ausencia absoluta del presidente y el vicepresidente -quien renunció en 2008- corresponde al jefe del Parlamento ejercer la Presidencia del país.
La comunidad internacional ha condenado unánimemente el derrocamiento de Zelaya y amenaza con sumir a Honduras en el aislamiento; ningún país ni organismo ha reconocido al Gobierno de Micheletti, del oficialista Partido Liberal.
El mandatario provisional -como le denominan medios locales por la cercanía de las elecciones generales de noviembre- adelantó que emprenderá una campaña para intentar obtener el reconocimiento internacional, para "demostrar (...) que esto no ha sido un golpe de estado, ha sido una sucesión constitucional".
Refirió que varios expertos hondureños en derecho internacional están trabajando en "documentos" que su Gobierno presentará a representantes de países cooperantes y organismos internacionales para explicarles el por qué de las acciones contra Zelaya.
Además, anunció que pedirá "a todos los embajadores, a todos los cónsules, a todos los amigos hondureños en el exterior, que inicien una campaña a favor de Honduras porque esto se hizo con la intención de mejorar nuestra situación tanto nacional como internacional".
"Todos estos temas los vamos a ir limpiando día a día", apuntó, e insistió en que: "no se ha roto el orden constitucional, hemos hecho lo que manda la ley".
"Nosotros sí estamos enmarcados en eso, quienes no estaban enmarcados son los que anteriormente gobernaban", agregó.