Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mil personas acuden al acto del PSM, en el que se critica la política de Aguirre

Cientos de personas, unas mil según el PSOE, han acudido hoy al acto popular celebrado por el PSM en la plaza del Dos de Mayo de Madrid, en el que el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, y el ex alcalde de Madrid Juan Barranco, han arremetido contra la política de Esperanza Aguirre.
Al acto han acudido las ministras de Sanidad y Vivienda, Trinidad Jiménez y Beatriz Corredor, así como el diputado Rafael Simancas, el presidente de la FEMP y alcalde de Getafe, Pedro Castro, y la portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, además de numerosos alcaldes socialistas de la Comunidad de Madrid.
Durante su intervención, Tomás Gómez ha dicho que no iba a dar un discurso "político" porque no es el objetivo de un día festivo como hoy, sino "recuperar el sentido de las fiestas del Dos de Mayo" y "homenajear a los que lucharon por la libertad", como Manuela Malasaña, a la que el PSOE ha ofrecido un ramo de flores con trece rosas rojas.
Ha incidido en que se trata de una acto popular, sencillo y emotivo pero "sincero en el recuerdo", y ha afirmado que los socialistas "prefieren estar con quienes con nosotros van" y ha asegurado que "nadie en la región puede monopolizar la representación de los madrileños, que es plural y diversa".
Durante el discurso, varios asistentes le han interrumpido llamándoles "presidente, presidente".
Antes de esa intervención, Gómez ha recordado a la prensa que es la primera vez que los socialistas organizan en el Día de la Comunidad un acto diferente al institucional, debido a la actitud de la presidenta regional, Esperanza Aguirre, a la que ha advertido que el PSOE continuará sin acudir a los actos oficiales que convoque ella hasta que "respete las instituciones madrileñas".
Ha afirmado que el Gobierno de Aguirre "ha ninguneado permanentemente las instituciones, dado el boicot que ejerce sobre los ayuntamientos que son gobernados por partidos diferentes al PP, que supone disminución de inversiones o negar inversiones importantes, como la ampliación de la línea 3 de Metro a Getafe, el boicot en la FEMP o el cierre de la comisión de investigación".
Gómez ha dicho que para que el que PSM vuelva a la normalidad Aguirre debe "reconducir las relaciones institucionales" y no utilizar las instituciones "en beneficio propio", como según ha relatado hace con la Asamblea regional o con Telemadrid.
"Lo que tiene que hacer Aguirre es lo que han hecho todos los presidentes autonómicos hasta que ha llegado ella: calidad democrática y normalidad institucional", ha añadido.
Preguntado sobre si aceptará la propuesta de Aguirre para comer con ella, con la mediación de Juan Barranco, Gómez ha incidido en que "Aguirre debe dirigirse a la oposición por los cauces institucionales".
El líder del PSM ha anunciado que "independientemente de la vuelta a la normalidad institucional", los socialistas madrileños celebrarán a partir de ahora el Dos de Mayo con un acto "de carácter popular".
Preguntado por si los dirigentes socialistas han dudado sobre la conveniencia de asistir al acto del PSM en lugar de al institucional de la Comunidad, Gómez ha asegurado que "en absoluto", ya que a la plaza el Dos de Mayo han acudido "todos los cargos socialistas" y en el acto de Aguirre únicamente ha habido "la mínima representación de las institucional a todos los niveles".
Por su parte, el ex alcalde de Madrid Juan Barranco aseguró que a los socialistas madrileños "les sobran los motivos" para hacer un alto alternativo al de Aguirre debido a su política "del palo y la zanahoria" y a que el PP "pisotea la dignidad" de la Comunidad de Madrid, por lo que no se merece gobernar, y el PSOE ganará los comicios autonómicos de 2011.
Ha explicado que los socialistas deben "defender la dignidad de las instituciones madrileñas, que está pisoteando el Gobierno de la Comunidad", y ha criticado que el Ejecutivo regional haya gastado 15 millones de euros en la película del Dos de Mayo de José Luis Garci, o 400.000 euros en la inauguración de los Teatros del Canal.
Ha incidido en que "es la política del palo y la zanahoria" de manera que "si no tragas con lo que digo, el palo, y si estas conmigo, cargos públicos, jueces y sectores que siguen haciendo apoyo a este Gobierno del PP".
Barranco ha bromeado con la supuesta trama de espionaje en la que estarían implicados dirigentes populares, y ha asegurado que cambiar de móviles cada quince días es un práctica "más propia de la Camorra que de un gobierno civilizado".
El acto del PSM ha durado más de una hora, en la que se han intercalado las intervenciones del escritor Antonio Gómez Rufo, Barranco y Gómez con la música de cuatro profesores que han tocado el violín, el chelo y la flauta, interpretando tanto música clásica como popular.