Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Militares españoles vuelan por primera vez al norte de Malí para llevar a tropas francesas en lucha contra el yihadismo

Militares españoles desplegados en el destacamento Marfil del Ejército del Aire en Dakar (Senegal) han volado por primera vez al norte de Malí, a una zona especialmente conflictiva, para trasladar a tropas francesas que luchan allí contra grupos yihadistas.
Según informa el Estado Mayor de la Defensa, el vuelo tuvo lugar el pasado viernes, 15 de enero, y el destino final fue Tessalit, una zona rural del norte de Malí situada a más de 3.000 kilómetros de Dakar, donde tiene su base el destacamento español.
En Tessalit aterrizó por primera vez, y en una pista sin pavimentar, el avión de transporte militar 'Hércules' que opera un contingente de medio centenar de militares españoles. Es una zona a la que no se habían desplazado hasta ahora desde que comenzó esta misión hace tres años.
APOYO A FRANCIA EN TODO EL SAHEL
Como apoyo a la operación que Francia puso en marcha para ayudar al Gobierno de Malí ante el intento de golpe de Estado y combatir a los yihadistas en el norte y en todo el Sahel, España mantiene desde principios de 2013 el destacamento Marfil en Dakar para prestar desde allí apoyo logístico a las operaciones galas.
Concretamente, los militares españoles se dedican al transporte de material y tropas por todo el Sahel, en un área que cubre hasta Chad y que en kilómetros cuadrados equivale a la superficie que va de Madrid a Moscú.
La misión del viernes pasado consistió en el traslado de 86 militares franceses desde el aeropuerto de Gao, situado también en Malí pero en una zona más meridional, hasta su destino final en la base francesa de Tessalit.
Esta misión ha sido algo distinta a las que han venido realizando las tropas españolas con base en Dakar, ya que han tenido que volar a una zona de Malí especialmente conflictiva por la presencia de grupos yihadistas y la pista en la que aterrizó el 'Hércules' está sin pavimentar. De hecho, el estudio de viabilidad para la operación comenzó hace más de un mes, después de que Francia solicitara apoyo logístico en esa zona.