Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ministerio de Justicia sopesará la propuesta de CSI-F a favor de un Registro Civil gestionado por funcionarios

El Ministerio de Justicia "tendrá en cuenta" la propuesta de CSI-F a favor de un Registro Civil público, moderno y cercano al ciudadano que esté gestionado por funcionarios. El sindicato solicitará una reunión con los responsables ministeriales para abordar la reforma.
El departamento de Alberto Ruiz-Gallardón ha respondido así en un escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que agradece a la central sindical sus sugerencias y asegura que su contenido "será tenido en cuenta a la hora de implantar el nuevo modelo".
CSI-F, sindicato mayoritario en el sector Justicia, ha remitido en varias ocasiones su propuesta, aunque no ha sido hasta la última enviada en marzo cuando ha tenido contestación del Ministerio.
En ella, los representantes sindicales abogan por un Registro Civil público que aproveche la "formación, experiencia y potencial" de los funcionarios, que sea "único en la gestión y esté centrado en las personas y no en los hechos registrales" y que se encuentre informatizado para aprovechar los millones de euros invertidos en su digitalización.
PIDEN RENUNCIAR DEFINITIVAMENTE A LA PRIVATIZACIÓN
Apuestan por un Registro Civil descentralizado en su funcionamiento, aprovechando "los partidos judiciales existentes y muy especialmente" los juzgados y agrupaciones de juzgados de paz. El anteproyecto de la Ley Orgánica del Poder Judicial presentado el viernes reforma el mapa judicial y acaba con los jueces de paz, aunque mantiene las sedes judiciales.
Para CSI-F, es necesario establecer unas relaciones de puestos de trabajo que delimiten las funciones y responsabilidades de los empleados públicos, pero también les ofrezca el reconocimiento laboral y retributivo que merecen.
Por todo ello, insta al Ministerio a renunciar "definitivamente" al proyecto de privatizar el Registro Civil y a convocar la mesa de negociación con las organizaciones sindicales para abordar desde el diálogo y la búsqueda de acuerdos la puesta en marcha de un Registro gestionado por funcionarios de secretarios judiciales, Gestión, Tramitación o Auxilio Judicial.