Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ministros de Exteriores apuestan por la educación superior y el empleo para "proteger" a los jóvenes

Sijilmassi (UpM) constata un mejor diálogo político en la región mediterránea
Ministros de exteriores de países de la región mediterránea han coincidido en señalar la educación superior y el empleo de los jóvenes como los principales retos que tienen para "proteger" a los jóvenes en la actual crisis migratoria y las corrientes extremistas, ante lo que han coincidido en cooperar durante su intervención en el II Foro Regional de la Unión por el Mediterráneo (UpM) este martes en Barcelona.
El ministro de Asuntos Exteriores de Portugal, Augusto Santos Silva, ha apostado por centrar esfuerzos en la educación superior en momentos de crisis, porque ésta "desempeña un papel importante y protege" a hombres y mujeres, a los que permite desarrollar resiliencia, les protege frente a la discriminación y permite su desarrollo.
Según ha explicado, la necesidad de promover la educación superior es básica para la ONU, por lo que ha pedido colaboración en el marco de unas instituciones, las universidades, que "ya están acostumbradas a acoger estudiantes extranjeros", en lo que la UE tiene un papel clave, así como a permitir su desarrollo personal a refugiados que han tenido que interrumpir sus estudios.
Ha explicado que el Gobierno portugués propone hacer un seguimiento acelerado en países emergentes de estos conflictos para controlar puntos de llegada humanitaria y establecer mecanismos de emergencia, mientras que ha mencionado que 150 estudiantes sirios han reanudado sus estudios en este país.
El ministro de Asuntos Exteriores de Túnez, Khemaies Jhinaoui, ha remarcado que los objetivos comunes solo se conseguirán en un futuro cercano con la "fuerza viva de la juventud", a la que hay que permitir que participe en el desarrollo económico y cultural del país, frente a las altas cifras de paro que tienen preocupantes repercusiones socioeconómicas y ante el riesgo de radicalización.
El viceministro de Exteriores de Egipto, Ihab Nasr, ha manifestado su firme convicción de apostar por la juventud para el futuro del país: el 65% de la población tiene menos de 35 años, por lo que hay que apostar por ellos al buscar soluciones y alentar el acceso a la inserción laboral, invertir en ayudar a jóvenes a desarrollar proyectos en el ámbito económico y a mejorar su acceso a estudios superiores.
Ha alabado la cooperación en ambos lados del Mediterráneo en la región como "único modo de abordar los retos" actuales, para los que ha dicho que hay que tener en cuenta la complejidad de la inmigración ilegal, además de perseguir erradicar pobreza.
La secretaria de Estado de Asuntos Exteriores de Eslovenia, Darja Bavdez Kuret, ha señalado que el acuerdo aprobado la mañana de este lunes en el foro es "una gran oportunidad para abordar el tema de la inclusión de las jóvenes generaciones y promover la estabilidad y el desarrollo de la región".
Ha apelado a la responsabilidad de los países para crear oportunidades en las que los jóvenes puedan sacar ventajas de la actual revolución digital, y ha relatado que en Eslovenia cuentan con una universidad euromediterránea que dispone de un programa para jóvenes y emprendedores del que mostró que éstos tienen un gran talento y hacen cosas sorprendentes cuando tienen oportunidad.
MEJORA EN EL DIÁLOGO
El secretario general de la UpM, Fathallah Sijilmassi, ha constatado una mejora en el diáologo y en la política de la región, vinculada a los foros de la organización, y ha destacado que la presencia de ministros lanza una señal política clara de necesidad de mejorar la colaboración como UpM.
"Los desafíos regionales requieren soluciones regionales", ha afirmado, y ha añadido que no hay seguridad sin desarrollo de los países de la región, a los que ha pedido que se vaya a la raíz para erradicar la migración ilegitima y el terrorismo, a través de la promoción del dialogo y la comprensión mutua.