Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miquel Roca sobre Cataluña: "Creo, deseo y estoy convencido de que la sangre no va a llegar al río"

El abogado y uno de los padres de la Constitución Miquel Roca ha afirmado este martes al ser preguntado por su visión del conflicto catalán que cree, desea y está "convencido" de que "la sangre no va a llegar al río", aunque ha reconocido que "hay ciertamente una situación conflictiva". "Yo soy un defensor de la Constitución", ha agregado.
Así se ha pronunciado Roca en Valencia, donde ha asistido a los cursos de verano organizados por la Universidad Católica de Valencia para reflexionar sobre la presunción de inocencia y los juicios paralelos.
Preguntado por los medios sobre su opinión acerca de un proceso revisionista de la Carta Magna, ha señalado que "toda generación tiene derecho a participar en un proceso de revisión constante del ordenamiento jurídico" y, por tanto, "hay que estar abiertos a la reforma", aunque eso sí, "sabiendo de qué va, hacia dónde se va", porque "iniciar un proceso de reforma por la reforma siempre suele terminar mal".
Roca ha indicado que los ponentes de la Constitución fueron "unos escribidores, en términos de Vargas Llosa", porque era la sociedad la que decía lo que debían escribir. Ahora, ha agregado, "existe quizá más deseo de reforma que concreción sobre el contenido de la reforma" pero cuando se llegue a ese punto, "para eso está".
"Lógicamente soy defensor de la Constitución, fue un proceso muy importante y muy exitoso desde el punto de vista del establecimiento de las instituciones democráticas y el régimen de libertad y convivencia. Hay que preservarla y ese es mi compromiso", ha agregado.
LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA "NO EXISTE"
Por otra parte, sobre el contenido del curso, ha explicado que el objetivo es debatir sobre la influencia que los juicios paralelos pueden tener en la presunción de inocencia y "de qué manera pueden influir en la independencia del poder judicial".
Al ser preguntado si considera que se respeta la presunción de inocencia en España, el también abogado de la Infanta Cristina ha asegurado: "Yo creo que no se respeta".
Ha explicado que en España "la tradición inquisitorial fue muy fuerte y se tuvo que luchar mucho por sustituir la presunción de culpabilidad por la de inocencia" y fue "una gran victoria del Estado de Derecho y, sobre todo, de las clases populares".
"ES MÁS CÓMODO" LA PRESUNCIÓN DE CULPABILIDAD
Roca ha incidido en que "muy a menudo se piensa que la presunción de inocencia es una especie de privilegio de las clases elitistas" pero, por el contrario, "las clases populares tenían que defenderse frente a la presunción de culpabilidad que generaba el poder feudal".
Por ello, considera que "la presunción de inocencia tiene en España dificultades para prosperar, porque en principio es más cómodo, casi más gratificante entre comillas, presumir que aquel es culpable y ya se verá, pero de entrada la culpabilidad tiene más agradecimientos".
CONVIVIR EN UNA SOCIEDAD MEDIÁTICA
Preguntado sobre qué factores o agentes considera culpables de este juicio público, ha indicado que hay que aprender a convivir en una sociedad mediática porque ahora "la presión de los medios en el ejercicio de su libertad de información genera unas tensiones que son nuevas".
Esto hace que a veces sea "muy difícil buscar el punto de equilibrio es muy complicado". Para Roca, preservar la presunción de inocencia no requiere solo decirlo, sino "una actitud muy exigente y constante en defensa de un valor fundamental para un Estado de Derecho".