Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moncloa no se pronuncia sobre la reunión entre Rajoy y Mas porque no informa de la agenda privada del presidente

El Gobierno ha eludido pronunciarse este viernes sobre la reunión que mantuvieron a finales de agosto Mariano Rajoy y Artur Mas, alegando que no informa de la agenda privada del presidente, han indicado fuentes del Palacio de la Moncloa.
Según publica el diario ARA, Rajoy y Mas se reunieron de forma discreta en el Palacio de la Moncloa el 29 de agosto para explorar si hay margen para dialogar sobre la convocatoria de una consulta en Cataluña. Ambos habrían mantenido también alguna conversación telefónica este verano.
Fuentes del Ejecutivo consultadas por Europa Press han indicado que no tienen por costumbre informar sobre cuestiones de agenda privada del presidente del Gobierno. Por lo tanto, Moncloa no ha desmentido que ese encuentro se haya producido.
Los periodistas tendrán oportunidad de preguntar directamente sobre este extremo en la rueda de prensa que ofrecerá este mediodía el presidente del Gobierno al término de la cumbre del G-20 que se celebra en San Petersburgo.
AÚN SIN RESPUESTA A LA CARTA DE ARTUR MAS
Artur Mas está a la espera de la respuesta a la carta que envió a finales de julio a Rajoy pidiéndole que autorice una consulta de autodeterminación en Cataluña. También remitió a Moncloa el informe del Consejo Asesor para la Transición Nacional creado por el Gobierno catalán para esa consulta.
Precisamente, el pasado viernes la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría informó de que Rajoy contestará la carta de Mas cuando su equipo termine de estudiar el "prolijo" informe elaborado por el Consejo Asesor de la Transición Nacional.
¿ELECCIONES PLEBISCITARIAS EN 2016?
El presidente de la Generalitat se mostró ayer dispuesto a aplazar la consulta al asegurar que si el Estado no autoriza la consulta para el 2014, su apuesta pasaría por convocar elecciones plebiscitarias en 2016, cuando termina la actual legislatura catalana.
El pasado lunes ante el Comité Ejecutivo Nacional, Rajoy afirmó que su postura no ha cambiado respecto a Cataluña y respondió al presidente de la Generalitat que si alguien quiere cambiar la Constitución ya sabe cuáles son los cauces.