Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El abogado de Monteagudo pide que se deduzca testimonio contra la jefa del operativo del Arena por mentir

El letrado ve falso su relato sobre si tuvo capacidad de mandar a los antidisturbios a la fiesta, algo que avala un documento interno
La defensa del exjefe de la Policía Municipal de Madrid Emilio Monteagudo, ha pedido que se deduzca testimonio a Candida Jiménez, la exresponsable del operativo policial que se montó en la noche de la fiesta del Madrid Arena por presuntamente mentir en lo relativo a que no tenía capacidad de mandar a los antidisturbios al evento.
Así lo ha solicitado el abogado Salvador Díaz en su turno en el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid por los hechos ocurridos la noche de Halloween de 2012 en la fiesta del Madrid Arena. Su defendido se sienta en el banquillo por no evitar el botellón que se produjo en el exterior del recinto municipal, hecho que pudo influir en que se masificara el pabellón.
En respuestas a sus preguntas acerca del dispositivo, Jiménez ha señalado que ella no puede manejar las Unidades de Servicio de Seguridad, los antidisturbios, ya que eran los subinspectores los que decidieron el servicio policial.
Esta afirmación le ha servido al letrado para pedir que se deduzca testimonio contra ella por esa cuestión, dado que existe una instrucción que habla de su capacidad de mandar antidisturbios en relación a la orden 4/2008. La deducción de testimonio la ha hecho en base al artículo 458 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LEC).
La presidenta de la sección séptima de la Audiencia madrileña, Mª Luisa Aparicio, le ha replicado que no era el momento oportuno para deducir testimonio, pidiéndole que lo denunciara en otra ocasión.
También le ha replicado que el número de agentes "no era cosa suya" porque no le mandaban más policías.
En su declaración, la exjefa policial ha señalado que ella montó el operativo con once agentes y un cabo, ya que se le negó los refuerzos. De hecho, ha llegado a afirmar que el subinspector Emilio Corral le comentó que se buscara la vida para montar el dispositivo. "Te tienes que arreglar con lo que tienes", ha recordado en alusión a lo que le dijo.
Cuando Monteagudo declaró, responsabilizó del botellón a Jiménez al afirmar que priorizó su misión en el recinto en vez de denunciar lo que estaba sucediendo en los alrededores.
Sobre el botellón, la exoficial de Moncloa ha insistido en que su misión conforme a los agentes de los que disponía --once policías y un cabo-- era que la gente no se aglomerase en las entradas de las puertas al recinto y que, si veían a personas consumir bebidas alcohólicas a setenta metros, no podían desplazarse y dejar la puerta libre.
También ha destacado que si hubiera visto algún problema hubiera pedido más refuerzos, pero "afuera no ocurrió absolutamente nada". Sin embargo, sí ha dicho que los pidió sin éxito antes, por "activa y por pasiva", al subinspector. "Le dije que me tenía que dar gente porque no era suficiente", ha insistido indicando que eran los subinspectores los que decidían los medios del servicio.