Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montilla dice que la sentencia debilita la unidad de España y favorece a los separatistas

El presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla. EFE/Archivotelecinco.es
El presidente de la Generalitat, José Montilla, considera que la sentencia del Tribunal Constitucional que recorta el Estatut es "una agresión" que plantea un problema tanto a Cataluña como a España porque "debilita la unidad de España" y "hace un gran favor a separatistas y separadores".
En una entrevista que publica hoy El Periódico de Catalunya, Montilla se muestra además convencido de que "los efectos prácticos de los recortes probablemente serán pocos", aunque destaca que "lo importante son los efectos políticos y emotivos" ya que "el Estatut es también un símbolo".
En esta línea, asegura que la sentencia del alto tribunal no da la razón al PP, que impugnó el Estatut, sino que supone "un fracaso" para este partido.
"El PP, al impugnar 201 preceptos, quería liquidar el Estatut, pero no lo ha conseguido. Dijo que rompería España, que daba privilegios a Cataluña e incluso que favorecía la poligamia, pero nada de eso ha pasado", señala en la entrevista.
Pese a esta consideración, sostiene la necesidad de que los ciudadanos catalanes puedan expresar "su indignación" con la sentencia del Constitucional tanto por su contenido como por "cómo se ha producido".
A su juicio, la actual composición del Constitucional -por la presencia de jueces con el mandato caducado, por una vacante sin cubrir y por la recusación de otro magistrado- hacía deseable que este tribunal no se pronunciase sobre el Estatut.
Respecto a si cabe esperar del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que emprenda "un plan de rescate" del Estatut, Montilla cree que esta actuación es "plenamente compatible" con la prioridad de luchar contra la crisis.