Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro irrita a la bancada socialista por sus alusiones a la "herencia", obligando a Posada a llamar al orden

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha irritado y, en muchos momentos, indignado a la bancada socialista durante el duelo que ha mantenido en el Pleno del Congreso con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a propósito de los Presupuestos para 2015, sobre todo por sus alusiones a la "herencia" económica dejada por los Gobiernos socialistas.
Tras la intervención inicial de Sánchez, Montoro no ha dudado en sacar toda su artillería y echar en cara a los socialistas el paro y el déficit público en los que a su juicio dejan al país cada vez que se han hecho con el Gobierno, centrándose singularmente en el que lideró José Luis Rodríguez Zapatero.
Sus palabras fueron 'calentando' el ambiente en la bancada socialista, tanto que el presidente del Congreso, Jesús Posada, se ha visto obligado a llamar al orden a cuatro diputados del PSOE, a la gallega Laura Seara y a los catalanes Román Ruiz y Isabel López i Chamosa.
EL RACA-RACA DE MONTORO
A esta última, que clamaba a Montoro que se centrara en los Presupuestos y no en otros temas, Posada le ha llamado al orden en dos ocasiones e incluso le ha advertido de que si tuviera que hacerlo por tercera vez, tendría que echarle del hemiciclo.
Pero no ha sido el "raca-raca" de la herencia recibida del que le acusan los socialistas a Montoro lo único que les ha enfurecido, sino también que echara en cara a Sánchez su pertenencia a la Asamblea de Caja Madrid como concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid o que se burlara de su frase de que le sobra el Ministerio de Defensa.