Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moratinos dice que España no escatimará esfuerzos para ayudar a Afganistán

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, con turbante y capa, tras la Asamblea de Notables que le ha agradecido la colaboracion española en Afganistán. EFEtelecinco.es
España no escatimará esfuerzos políticos, militares, financieros y de cooperación en la ayuda a Afganistán para avanzar en su estabilidad y reconstrucción, a pesar de la "fragilidad" que aún hay en materia de seguridad ante la amenaza de la insurgencia.
El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, trasladó este mensaje al presidente de Afganistán, Hamid Karzai, en la reunión mantenida esta tarde en Kabul después de visitar las tropas y los proyectos de cooperación que España tiene en Qala e Naw, en la provincia de Badghis, al sur del país.
Moratinos expresó el apoyo firme a la misión que Estados Unidos y la OTAN llevan a cabo en Afganistán, dirigida por el general David Petreaus, con quien mantendrá una cena de trabajo al término de la jornada.
El encuentro con Karzai tuvo lugar horas después del atentado suicida contra un convoy extranjero que costó la vida a el menos tres civiles en uno de los distritos de Kabul cercano al aeropuerto.
En declaraciones a los periodistas tras la cita con el presidente afgano, Moratinos reconoció que sigue habiendo una situación de "fragilidad", pero animó a "perseverar" en la estrategia de la "afganización".
Este proceso tiene como meta la cesión paulatina del control del país a las autoridades locales y permitiría, según los planes de EEUU, comenzar la retirada progresiva a partir de julio de 2011.
"No hay que variar en esa dirección", dijo el jefe de la diplomacia española.
La conferencia de Kabul del próximo martes tiene como fin avanzar en esta estrategia, que incluye la reconciliación con los talibanes que estén dispuestos a renunciar a las armas, aceptar la Constitución y respetar los derechos de la mujer.
Moratinos, quien en este foro delegará en la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, no ha concretado si España anunciará alguna aportación nueva a los 130 millones de euros destinados en los últimos cinco años a la reconstrucción.
Sí aclaró que "no se va a reducir el esfuerzo financiero", ni la implicación en los proyectos que lleva a cabo en Badghis, donde España tiene desplegados el equipo de cooperantes y el grueso de los 1.300 militares que participan en la misión ISAF.
A juicio de Moratinos, los españoles, al igual que están "muy orgullosos" del triunfo en el Mundial de fútbol, deberían estarlo también del trabajo que se hace en Afganistán, que "es de primera división".
A propósito del campeonato, el presidente afgano expresó su felicitación a Moratinos y alabó el trabajo colectivo de la selección.
"Ese espíritu de equipo es el que (Karzai) quiere implantar en Afganistán. No bastan las mejores individualidades, sino un equipo bien integrado, unido y totalmente comprometido con la victoria", reprodujo el ministro.
En su primera visita a la nueva base "Ruy González de Clavijo" de Qala e Naw, Moratinos trasladó a las tropas y a los cooperantes un mensaje de ánimo y el convencimiento de que la población local valora su labor.
"La única manera de ganar esta batalla es ganando los corazones y las mentalidades de los propios afganos", afirmó el ministro.
Como prueba de agradecimiento, el gobernador de Badghis, Delban Jan Arman, invitó al ministro a participar en una "jirga", la tradicional asamblea afgana que agrupa a los dirigentes tribales y religiosos, que no acostumbra a invitar a autoridades de otros países.
Los más de 200 asistentes, entre ellas algunas mujeres con burka, aplaudieron las palabras de Moratinos y su gesto de cortesía de vestir el "longui" (turbante de gala) y el "chapan" marrón (manto de mando) que el gobernador le regaló.
Para el ministro de Exteriores y de Cooperación, lo conseguido en la provincia en ámbitos como las infraestructuras o la educación es un gran avance, que también se ha extendido al campo de la seguridad, que -añadió- "ha mejorado enormemente".