Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moratinos admite que Marruecos le informó de la expulsión de Haidar

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, ha admitido que su colega marroquí, Taieb Fassi Fihri, le avisó de la decisión del reino alauí de expulsar a Aminetu Haidar cuando la activista permanecía detenida en el aeropuerto de El Aaiún. Esa llamada se produjo "alrededor de las once de la noche" del día 13 de noviembre y es la forma en la que el Ejecutivo español se entera de la decisión marroquí, ha precisado Moratinos ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dicho este jueves a su llegada al Congreso durante la mañana que la solución al "caso Haidar" va "mejor". Por su parte, el ministro marroquí de Economía, Salaheddine Mazouar, ha reconocido que el caso de la activista saharaui está poniendo "en una situación difícil" a Marruecos ante su opinión pública, al igual que a España. Mientras, el Parlamento Europeo retira la resolución sobre Haidar porque "se vislumbra una solución".
Marruecos informó al Moratino con una llamada telefónica el 13 de noviembre. En esa conversación Moratinos trasladó a Fassi Fihri su "rechazo y condena" por esa expulsión. Al día siguiente, "cuando Haidar ya está volando", Fassi Fihri volvió a llamar al ministro español para informarle de que la defensora de los Derechos Humanos había sido expulsada.  "El Ministerio de Exteriores no aceptó, no apoyó, sino que rechazó la actitud de Marruecos", ha insitido Moratinos, que consideró que el Gobierno ha explicado en reiteradas ocasiones cómo se desarrollaron los hechos una vez que Haidar llegó a Lanzarote.
Se vislumbra la solución
Zapatero ha acudido al pleno de la Cámara Baja, donde ha seguido el debate del nuevo modelo de financiación autonómica y ha sido abordado por los periodistas cuando abandonaba el hemiciclo.
"¿Cómo va la solución del caso Haidar?", le ha preguntado un redactor, a lo que el jefe del Ejecutivo ha respondido con un escueto "mejor, mejor" mientras avanzaba hacia la salida, rodeado por una nube de fotógrafos y periodistas.
Aminettou Haidar ha sido ingresada esta madrugada en el Hospital General de Lanzarote , a petición propia, a causa de vómitos y dolores de estómago derivados del ayuno que mantiene para reclamar su regreso a El Aaiún y se mantiene lúcida y consciente.
En busca de una "solución"
Marruecos ha insistido en que no es un problema de Marruecos, que según ha asegurado "quiere dialogar", sino que es un problema que ha creado la propia Haidar y que ha sido "manipulado" por Argelia y el Frente Polisario, que "quieren convertir un problema humanitario en político". 
Por otra parte, ha asegurado que los gobiernos de Marruecos y España "están intentando buscar una solución" y ha apuntado  que para ello hay que "guardar mucha frialdad". Pese a todo, se ha mostrado "seguro" de que ambos países podrán "superar con inteligencia y visión compartida de futuro" este problema. CGS