Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moratinos dice que el "relevo" de agentes secretos españoles de Cuba no dañará la relación bilateral

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, afirmó hoy que la salida de Cuba de agentes secretos españoles, que definió como un "relevo", no dañará la buena relación entre ambos países.
Moratinos confirmó la salida de Cuba de un grupo de agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que, según informaciones publicadas hoy por varios medios españoles, estaban en la isla con la misión de investigar a miembros vinculados a ETA que residen en la isla.
El ministro español, en declaraciones a los periodistas en Sarajevo, donde está de visita oficial, aseguró que "el relevo de unos agentes se produce en algunos sitios, en otros lugares, y no hay que darle mayor trascendencia".
"Las relaciones entre Cuba y España son positivas, normales y no hay ningún tipo de cambio", insistió el ministro,
Moratinos recordó que la sintonía entre dos "países amigos" como España y Cuba se constató en la primera reunión que mantuvo con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, el pasado día 12 en Praga, que se celebró de manera "excelente".
El jefe de la diplomacia española no quiso dar más detalles sobre el incidente de los agentes del CNI, departamento que depende del Ministerio de Defensa.
Según informaron hoy varios medios españoles, la llegada del grupo de agentes del CNI, desplazado a la isla para hacer un seguimiento del colectivo de ETA, había originado tensiones con el Gobierno cubano.
Los etarras fueron deportados a Cuba a mediados de la década de los 80 en virtud de un acuerdo entre el régimen de Fidel Castro y el ex presidente español del Gobierno Felipe González.
España y Cuba inauguraron una nueva etapa de diálogo en sus relaciones cuando Moratinos viajó a La Habana en abril de 2007.
El buen clima de amistad ha abierto la posibilidad de que el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, viaje antes de final de año a Cuba.