Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moratinos espera una "solución" al veto luso para que Telefónica compre Vivo

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. EFE/Archivotelecinco.es
El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, afirmó hoy que espera que se encuentre una "solución" al veto del Gobierno portugués a la venta a Telefónica del 30 por ciento de Portugal Telecom (PT) en la brasileña Vivo.
"Esperamos que haya una solución, que se mantenga el diálogo", señaló Moratinos en un encuentro informativo celebrado en Madrid.
"Los gobiernos de España y Portugal tenemos la mejor relación de las últimas décadas", subrayó el ministro, al negar un eventual deterioro de las relaciones bilaterales por el veto luso.
El jefe de la diplomacia española abogó por usar "los mecanismos europeos para encontrar una solución y, al mismo tiempo, animar a las partes y a las empresas española y portuguesa a que encuentren una solución".
"Eso es lo que yo creo que al final se impondrá", zanjó el ministro, antes de viajar hoy a Cuba en visita oficial.
El Ejecutivo luso vetó la pasada semana la venta a Telefónica del 30 por ciento de Vivo en manos de Portugal Telecom, pese a haber sido aprobada por los accionistas de PT, gracias a una "acción de oro" rechazada por los autoridades de la Unión Europea.
El primer ministro portugués, el socialista José Sócrates, remarcó la semana pasada que "el Gobierno hizo lo que debía para defender los intereses de Portugal y de Portugal Telecom".
La decisión del Ejecutivo portugués se conoció en la asamblea de accionistas de PT celebrada el pasado 30 de junio para decidir la venta de las acciones de Vivo, líder de la telefonía móvil en Brasil, por los 7.150 millones de euros (más de 8.790 millones de dólares) que ofreció Telefónica.
El presidente de la asamblea general de PT, Antonio Menezes Cordeiro, aceptó el veto de la acción estatal, lo que dejó sin efecto los demás sufragios emitidos en la reunión.
Telefónica ha ampliado hasta el próximo 16 de julio el plazo para que PT acepte su oferta.