Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moratinos tratará asuntos de migración, deuda y cooperación en Ecuador

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, llegará a Ecuador hoy para tratar asuntos relacionados con migración, deuda y cooperación, informó ayer la Cancillería en un comunicado.
Moratinos se reunirá con el jefe de Estado, Rafael Correa, y con el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración de Ecuador, Fander Falconí Benítez.
Los dos Cancilleres y sus delegaciones analizarán las relaciones bilaterales "en el marco de los valores democráticos y el respeto a los derechos humanos, así como los mecanismos que permitirán profundizar los vínculos de amistad y la cooperación bilateral", señala el comunicado.
Adicionalmente, se prevé la firma de un convenio para que más de 300.000 ecuatorianos puedan participar en las elecciones municipales en España en 2011.
Los diálogos también abarcarán la coordinación de los Planes Retorno y Bienvenidos a casa y las posibilidades de fortalecer los procesos administrativos internos para la convalidación de documentos de conducción, entre otros.
En materia de cooperación, destaca el programa bilateral de Canje de Deuda por Inversión, mediante el cual se buscará formalizar la asignación de 30 millones de dólares, para lo cual se prepara una reunión del Comité Binacional en marzo, en Quito.
Ahí se incluye la posibilidad de financiación a proyectos para el Plan Ecuador, por 18 millones de dólares; para apoyo a los migrantes, por 6 millones de dólares; y para obras para la reconstrucción del Litoral, por los restantes 6 millones.
Moratinos también ha programado una vista a la isla San Cristóbal, en el archipiélago de Galápagos, a unos mil kilómetros de las costas continentales ecuatorianas, para hacer seguimiento al Proyecto de Conservación de la Biodiversidad Araucaria 21, de la Cooperación Española, antes del fin de la visita, el viernes.
Moratinos llega a Ecuador en momentos en que Correa ha ordenado el inicio de un proceso de coactiva contra la petrolera hispano-argentina Repsol-YPF.
El pasado sábado, Correa cifró en unos 800 millones de dólares la deuda que, según dijo, mantienen las petroleras hispano-argentina Repsol-YPF y la francesa Perenco, por impuestos sobre las ganancias extraordinarias obtenidas por la explotación de crudo ecuatoriano.
En su informe semanal de labores, Correa recordó que se han renegociado la mayor parte de los contratos con las empresas petroleras que operan en Ecuador, quedando pendientes Repsol-YPF y Perenco.
El Gobierno espera cambiar los contratos de participación por otros de prestación de servicios.
"Nos deben como 800 millones en impuestos de las ganancias extraordinarias", dijo Correa al señalar que las empresas extranjeras han reclamado por el cambio del reparto de las ganancias extraordinarias.
Según Correa sólo a dos compañías, Perenco y Repsol, "se les ha aplicado la coactiva. Con Ecuador no se juega, menos con el Gobierno de la revolución ciudadana, ya nuestra patria no es la 'banana republic', ni el patio trasero de nadie", puntualizó.
Indicó que las compañías han mandado una propuesta de pago "de cerca de los 800 millones de dólares que nos deben. Se ve que solo actúan en base a la presión. No voy a dar marcha atrás", apuntó.
En 2007, el Gobierno de Ecuador promulgó un decreto que establecía que el 99 por ciento de esas ganancias extraordinarias vayan al Estado y el uno por ciento a las compañías, en lugar de los porcentajes 50-50 que se aplicaban.