Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Morenés visita por sorpresa a los militares españoles que entrenan al Ejército de Somalia

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha llegado esta mañana a Mogadiscio, la capital de Somalia, donde están desplegados 15 militares españoles que forman parte de la misión europea de entrenamiento (EUTM) al Ejército de este país del Cuerno de África con el objetivo de que se pueda hacer cargo de su propia seguridad.
Morenés ha llegado sobre las 13.10 (hora local) a Mogadiscio procedente de Yibuti, sin previo aviso por motivos de seguridad, a bordo de un avión militar en vuelo táctico, utilizado en situaciones de alto riesgo.
Acompañan al ministro en este viaje --el segundo a las tropas desplegadas en Somalia-- el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Fernando García Sánchez, y el comandante del Mando de Operaciones, almirante Teodoro López Calderón.
Tras entrevistarse con el jefe de la operación europea, el general italiano Antonio Maggi, y con el jefe del contingente español, el coronel César Sáinz de Santamaría, Morenés mantendrá un encuentro con los militares desplegados en este país del Cuerno de África.
GUERRA, PIRATERÍA Y TERRORISMO
La misión de Somalia es una de las más peligrosas en las que participan las Fuerzas Armadas actualmente, sobre todo por la inestabilidad del país africano, castigado durante años por la guerra y la piratería y amenazado todavía por el terrorismo de Al Shabab.
Allí, 15 militares españoles entrenan y asesoran al Ejército local desde el año pasado para que pueda hacerse cargo de su propia defensa. Somalia es el paradigma de Estado fallido, al estar envuelta desde principios de los años noventa en casi dos décadas de guerra civil que han dejado un país sin administraciones públicas ni estructuras de gobierno fuertes.
EUTM-Somalia, cuyo personal alcanza los 160 efectivos procedentes de 12 países europeos, tiene como misión tanto la dirección de la reconstrucción institucional en el sector de la defensa como el apoyo directo a las Fuerzas Armadas del país mediante el entrenamiento, asesoramiento y mentorización.
La misión comenzó en el año 2010 en la vecina Uganda, ya que la peligrosidad en Somalia impedía el despliegue, pero en 2014 se trasladó por fin a Mogadiscio gracias a la mejora de las condiciones de seguridad en la capital. Los países de la UE han aprobado la prórroga de la misión hasta diciembre de este año.