Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Morenés asegura que nadie pidió que la sanidad militar tratara a los misioneros y respalda a los médicos civiles

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha asegurado este lunes que en el Gobierno no se planteó "en ningún momento" que la sanidad militar se hiciera cargo del cuidado de los dos misioneros que fueron repatriados tras resultar contagiados de ébola en África, y ha defendido el trabajo de los médicos civiles que atendieron tanto a Miguel Pajares y Manuel García Viejo como a la auxiliar de enfermería Teresa Romero.
En declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, Morenés ha explicado que cuando se decidió la extradición de los misioneros a Defensa se le encargó el traslado desde Liberia y Sierra Leona, pero no atenderles hospitalariamente puesto que su departamento aún no cuenta con los medios para ello.
El Hospital Militar Gómez Ulla de Madrid contará previsiblemente dentro de cinco meses con una planta, la número 22, preparada para atender grandes infecciosos con 15 camas. Esta planta lleva preparándose para situaciones de este tipo desde antes de que surgiera la amenaza por ébola.
"Hospitalariamente, nosotros no teníamos la capacidad de hacerlo. Pero de ninguna manera los médicos militares están más preparados que los civiles. Nuestros médicos civiles son extraordinarios", ha subrayado el ministro, para quien la prueba está en que Teresa Romero "ha salido adelante" gracias a "quienes la han cuidado".
"MUY A RAJATABLA"
En cuanto a las precauciones contra el ébola que están tomando los militares desplegados en países africanos, Morenés ha recordado que desde hace tiempo en las misiones se han puesto en marcha una serie de protocolos para prevenir contagios, tanto de ébola como de cualquier enfermedad que haya en la zona.
En este sentido, ha asegurado que los militares españoles siguen "muy a rajatabla" todas estas medidas, tanto "desde el punto de vista de su autoresponsabilidad como de aquellas que puedan ser medidas preventivas o incluso reactivas en caso de que hagan falta".
COMO EL TERRORISMO YIHADISTA
Para el ministro, en las zonas en las que están desplegados los militares españoles el ébola es "como el terrorismo yihadista", por lo que "hay que mirarle de frente". "No podemos no estar luchando contra el ébola, habrá que luchar contra el ébola por pura responsabilidad colectiva, solidaria, y poniendo todos los medios, que es lo que vamos a hacer", ha indicado.
Como ya dijo él mismo el pasado viernes durante su visita al destacamento 'Marfil' en Dakar (Senegal), misión de apoyo logístico a la operación que desarrolla Francia en Malí contra el yihadismo, "España tiene que mirar al problema del ébola de frente, y así lo puede vencer; dándole la espalda, no".