Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Morenés admite "preocupación" en la OTAN sobre el compromiso de España si cambia el gobierno

No ha tomado "ninguna decisión" sobre contribuir a los cuatro batallones que la Alianza quiere enviar al este y pide "reciprocidad"
El ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, ha admitido este miércoles que en los países de la OTAN "preocupa" un posible cambio en el compromiso internacional de España si hay un nuevo gobierno tras las elecciones generales del 26 de junio .
"Qué duda cabe que un cambio del compromiso internacional de España en su propia seguridad y la seguridad aliada preocupa", ha admitido Morenés en rueda de prensa posterior a la reunión de dos días con sus homólogos de la Alianza Atlántica.
Morenés ha avisado de que "el prestigio, la capacidad y el reconocimiento que tiene España a lo largo de estos últimos tiempos" por sus contribuciones a las operaciones de la UE y la OTAN es "un factor muy a tener en cuenta".
Además, ha subrayado que "España es un país que tiene la categoría suficiente" para "estar a la cabeza, de asumir" la "responsabilidad que le corresponde en la seguridad propia, nacional y colectiva" en defensa de principios y valores como la paz, la justicia, la libertad y la estabilidad mundial frente a "quienes quieren realmente ponerla en tela de juicio o simplemente destruirla". "Es lo que hacen las naciones sólidas", ha zanjado.
A pesar de esta "preocupación" que, según ha asegurado, le han manifestado otros países, el titular de Defensa en funciones ha aclarado que los socios de España en la OTAN son "especialmente respetuosos con las situaciones políticas internas".
LA POLÍTICA DE DEFENSA DEBE SER COMPARTIDA
Aunque ha aludido a "algunas declaraciones" de partidos que "no llevan a la tranquilidad absoluta", Morenés ha defendido que la política de defensa y seguridad debería "ser compartida porque si hay una responsabilidad que tienen los Estados y los gobiernos es garantizar la seguridad de sus ciudadanos". "Y a eso es a lo que nosotros nos estamos dedicando", ha remachado.
Preguntado por el impacto de ideas de partidos como Podemos, que quiere someter a referéndum el despliegue de las Fuerzas Armadas el exterior, ha defendido la "legitimidad democrática" que tienen el Gobierno y el Congreso para tomar decisiones en este sentido, por lo que la propuesta del partido morado implicaría "deslegitimar esa política y esa condición de legitimidad parlamentaria" y "desvirtuar el sistema".
"No creo que sea necesario ir a referéndum porque ya está legitimado democráticamente" que este tipo de decisiones sean tomadas por el Ejecutivo y autorizadas por el Legislativo, ha explicado el ministro.
Morenés ha reiterado el compromiso "inequívoco" del Gobierno con la seguridad y la estabilidad internacionales, tras recordar que la amenaza terrorista puede golpear "en cualquier lugar", y ha insistido en el "reconocimiento" de la "eficiencia y eficacia" de las fuerzas españolas pese a los "recursos escasos" que tiene.
AMENAZA TAMBIÉN EN EL SUR
Por otro lado, Morenés ha celebrado que la OTAN ha tenido "la suficiente cordura o inteligencia" para "flexibilizar su foco y orientar su esfuerzo también a la amenaza terrorista" del sur y entenderla ya "como una amenaza global".
Preguntado por si España contribuirá con fuerzas a alguno de los cuatro batallones que la Alianza ha acordado desplegar en los países bálticos y Polonia para disuadir a Rusia, y cuyas contribuciones se concretarán en la cumbre de Varsovia del mes que viene, Morenés ha dicho que nuestro país "no ha comprometido" nada en este sentido. "No significa que estudiemos nuestra contribución", ha aclarado.
El ministro de Defensa en funciones ha insistido en que no se ha tomado "ninguna decisión" y se estudiará "la posibilidad" en función de las "prioridades" españolas y "del interés de la Alianza". Así, ha insistido en que España pide "reciprocidad" en el apoyo de otros aliados tras recordar que España ha contribuido a la misión de vigilancia policial en los países bálticos de la OTAN y también mantiene una fragata en esta zona.