Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moscoso apoyará a Rubalcaba si aspira a las primarias y dice que Hillary Clinton llegará "a lo más alto" con más edad

Dice que en Francia se ha demostrado que la política económica se decide en la UE, "con la hegemonía de Angela Merkel que es de derechas"
El secretario ejecutivo para la UE del PSOE, Juan Moscoso, ha afirmado este lunes que él apoyará al secretario general de su partido, Alfredo Pérez Rubalcaba, en el caso de que decida presentarse a las primarias para volver a ser candidato a la Moncloa.
Para Moscoso, la edad de Rubalcaba (63 años) y su larga trayectoria no son un obstáculo para liderar y renovar el PSOE y ha puesto como ejemplo a la exsecretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton que, con 66 años, puede ser candidata a la Casa Blanca y "estará en lo más alto con edades más avanzadas". Rubalcaba, ha zanjado, "es una persona joven y en plena forma y él tendrá que decidir".
El dirigente socialista se ha expresado así en una entrevista en RNE recogida por Europa Press en la que, sin embargo, no ha desvelado si él querría ser candidato a la Presidencia del Gobierno en caso de que Rubalcaba no se presentase.
Así, se ha limitado a decir que quienes están en política, y en especial en "determinados niveles" como la dirección del partido, están "a disposición de los compañeros" y sus voluntades dependen de lo que ellos les pidan. "Yo estoy en política por vocación de servir y de hacer lo que me pidan, si me lo piden, y si no, volveré a mi actividad profesional", ha dicho.
En todo caso, no cree que el resultado de las europeas vaya a ser determinante a la hora de decidir si Rubalcaba u otros dirigentes del PSOE se presentan o no a las primarias para ser candidato a la Moncloa, aunque "todo influye". "El momento de las personas llegará después del verano", ha recordado.
Moscoso, que es también portavoz del Grupo Socialista en la Comisión Mixta Congreso-Senado para la UE, está presentando su libro 'Ser hoy de izquierdas', en el que analiza la trayectoria de la socialdemocracia mundial en los últimos 30 años. En él, lamenta que líderes socialdemócratas como Tony Blair o Bill Clinton fueran defensores de la desregulación y propone caminos para "volver a ser esa propuesta ideológica de ilusión y de transformación" de la sociedad.
De cara a las próximas elecciones europeas, cree que "es importante que haya una mayoría diferente" para que cambie la política económica europea, que la política tome el control de la economía y que se ponga fin a lo que ha calificado como "austericidio", control del gasto sin políticas de crecimiento y sin una política monetaria apropiada.
De hecho, Moscoso ha mirado a la UE cuando se le ha preguntado por el hecho de que la candidata socialista a las europeas, Elena Valenciano, clamase en París contra el austericidio apenas 24 horas después de que el nuevo primer ministro, Manuel Valls, anunciase medidas de ahorro.
LA POLÍTICA ECONÓMICA DE FRANCIA LA MARCA LA UE
A su juicio, en Francia se está "demostrando una vez más que als decisiones de política económica ya no se toman en las capitales europeas", porque el presidente francés, François Hollande, ganó asl elecciones con un programa y "está viendo como las dedciciones principales que afectan a la economía francesa no se adoptan en las instituciones francesas".
Según él, en diversos países los ciudadanos han cambiado de opción ideológica pero luego comprueban que "da igual a quien voten porque las principales políticas siguen condicionadas" por la UE, con "hegemonía de Angela Merkel que es de derechas".
En otro momento, ha defendido que eso también le sucedió al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que a su juicio logró grandes avances en lo que era "competencia exclusiva" del Gobierno como las libertades civiles, pero en política económica "se puso de manifiesto que se gobierna desde fuera".
Por eso, ha pedido "una mayoría diferente" en las elecciones europeas para cambiar la política económica y ha apostado también por una "democratización" de la Unión Europea, para combatir la desafección ciudadana ante la percepción de que "da igual a quien votar porque las decisiones se toman fuera" y "en Europa manda Merkel".
LA CORRUPCIÓN EN LA DERECHA HACE DAÑO A LA IZQUIERDA
Entre las causas de la desafección, ha afirmado que también le preocupa la corrupción y ha reconocido que este tipo de comportamientos le han hecho "mucho daño a la izquierda". Es más, cree que los votantes de izquierda son más sensibles a la corrupción, incluso cuando se dan en los partidos de derecha, porque "se sienten desafectos".
Contra ese problema, ha apostado por la modernización de los partidos, convencido de que más transparencia y participación servirá para combatir la corrupción y los grupos de interés, y además permitirá al PSOE "ser capaz de construir grandes coaliciones progresistas en torno a movimientos de izquierda, como son partidos, militantes y sindicatos".
Moscoso ha elogiado el papel de Rubalcaba en esa tarea de renovación del PSOE, recordando que ganó "el congreso más difícil" de los últimos años, cuando el PSOE estaba "muy cerca del abismo" y que ahora las encuestas incluso le sitúan por delante del PP, de modo que "algo habrá hecho bien".
Según ha dicho, la dirección del partido de la que él forma parte cree que está "en la dirección correcta" y, aunque le "falta un trecho" para volver a ser un partido que gane elecciones está convencido de que podrá hacerlo en las generales de 2015, incluso en las próximas europeas si hace "las cosas bien".
LOS SOCIALISTAS QUIEREN ACUERDOS POR LA CONVIVENCIA
Moscoso, nacido en Pamplona, ha respondido sobre la película 'Ocho apellidos vascos' y ha opinado que, aunque la película "caricaturice un poco", lo cierto es que existen ciudadanos para los que "cierta exageración de elementos identitarios de todo tipo es la parte central de sus vidas".
En este sentido, ha recordado que este mismo domingo la izquierda abertzale celebró en Pamplona el 'Aberri Eguna' (Día de la Patria Vasca) y se ha remitido a palabras de Rubalcaba para afirmar que en España hay fuerzas centrífugas y centrípetas.
"Los socialistas, que no somos identitarios, creemos que es posible buscar acuerdos para que todos podamos convivir en un marco constitucional y en una Europa donde puedan convivir las diferencias", ha dicho.