Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un mando de Mossos no se reconoce ante la juez en las agresiones del desalojo de plaza Cataluña

El que era el jefe del dispositivo de los antidisturbios Arro de los Mossos d'Esquadra en el desalojo de los 'indignados' de plaza Cataluña el 27 de mayo de 2011, Jordi Arasa, se ha reconocido en su comparecencia como imputado ante la juez en varios momentos de los vídeos de la intervención policial pero no en los que se produjeron los golpes de porra irregulares contra los concentrados.
Durante su comparecencia este jueves ante la Juzgado de Instrucción 4 de Barcelona, María José Ortega Moreno, se han reproducido ocho vídeos de la intervención, durante la que el acusado ha tenido que tomar nota de los momentos en que él reconoce, pero no ha admitido ser ninguno de los agentes que golpea desproporcionadamente.
Arasa sí que ha reconocido que en la intervención usó la defensa en "innumerables" ocasiones y que incluso la utilizó contra manifestantes que estaban en el suelo, pero ha defendido que siempre siguiendo los protocolos y nunca les golpeó por encima de la cintura, algo que tienen prohibido hacer; de los cinco querellantes, varios tienen heridas en la cabeza.
Este mando ya fue condenado por los golpes de porra que propinó durante el mismo desalojo al que después ha sido diputado de la CUP en el Parlament David Fernández --que este jueves se ha acercado a la Ciudad de la Justicia para participar en la concentración de protesta--, concretamente, por una falta de lesiones por la que tuvo que pagar una indemnización y una multa.
REAPERTURA DEL CASO
En una atención a los medios a las puertas de la Ciudad de la Justicia tras la declaración, el portavoz de los querellantes, Antón Uró, que también participó en la manifestación, ha considerado "una falta de respeto" que el mando policial asegurase ante la juez que hubo violencia por parte de los 'indignados'.
La citación de Arasa se ha producido después de que la juez decidiese reabrir la causa por el desalojo que se había sido archivada anteriormente, y en las últimas semanas decidió archivar la causa contra la que entonces era teniente de Alcalde y responsable de Prevención, Seguridad Ciudadana y Movilidad del Ayuntamiento, Assumpta Escarp, al considerar que no ordenó emplear la fuerza y que su decisión de mandar limpiar la plaza fue acertada.