Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El exalcalde de Móstoles (Madrid) se da de baja del PSOE tras ser expulsado provisionalmente por tarjetas B

Otro militante del PSOE titular de una tarjeta de crédito supuestamente opaca de Caja Madrid, el exalcade de Móstoles José María Arteta, se ha dado de baja del partido, después de haber sido expulsado provisionalmente junto a otros nueve socialistas, en el marco del proceso interno abierto por Ferraz y que continúa su desarrollo.
Según han informado fuentes de la dirección socialista, el exalcade de Móstoles José María Arteta Victo ha presentado esta semana su baja del partido. Era uno de los diez socialistas a los que el PSOE comunicó su expulsión a las 00.00 horas del pasado martes.
Hasta un total de 16 personas vinculadas al PSOE están presuntamente implicados en este caso que afecta a 86 exconsejeros de Caja Madrid, una causa que está en manos de la Audiencia Nacional. Seis de los socialistas ya habían pedido su baja de forma voluntaria tras conocerse su relación con los hechos investigados.
Mientras tanto, continúa abierto el proceso para los otros nueve que fueron expulsados provisionalmente. Se trata de Angel Gómez del Pulgar, Joaquín García Pontes, Miguel Muñiz de las Cuevas, Gonzalo Martín Pascual, Virgilio Zapatero, Enedina Alvarez, Ignacio Varela, Miguel Angel Abejón y José María de la Riva.
Tras comunicarles su expulsión provisional el pasado martes, se abrió un plazo de díez días para que los afectados puedan recurrir la decisión o presentar más alegaciones si así lo consideran. La Comisión de Ética y Garantías es la encargada de revisar los recursos, mientras que la Ejecutiva es quien analiza la información que quieran hacer llegar sobre los gastos que habrían cometido con las 'tarjetas negras'.
Un día después de conocer la existencia de estas tarjetas supuestamente opacas a través de los medios, la Secretaría de Organización del PSOE solicitó información a las personas presuntamente implicadas que eran militantes del partido.
En concreto, el PSOE quería aclarar el concepto por el que se les concedieron las tarjetas, una explicación de los gastos realizados y si estos estaban relacionados con gastos de representación o derivados de actividad vinculada a la entidad o puesto desempeñado en la misma. Además preguntó por el tratamiento fiscal de las tarjetas y de los gastos efectuados con ellas.
La dirección socialista anunció desde el primer momento que aplicaría medidas "muy duras" contra las personas que hubieran hecho un mal uso de estas tarjetas. Y el secretario general, Pedro Sánchez, aseguró el sábado pasado que serían expulsados: "A los que han utilizado la tarjeta negra en Caja Madrid, tarjeta roja directa, no caben en el PSOE".