Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mostserrat Tura declara en catalán y castellano por la traducción poco "afinada" en la Audiencia Nacional

La exconsejera de Justicia y exdiputada del PSC en el Parlamento, Montserrat Tura, ha utilizado el catalán y el castellano este miércoles por la traducción poco "afinada" durante su declaración como testigo en el juicio que se celebra en la Audiencia Nacional contra 19 manifestantes por el asedio a la Cámara el 15 de junio de 2011.
"No siempre la traducción es afinada. En algunos momentos hemos tenido que actuar nosotros mismos de traductores", ha explicado este miércoles en una atención a los medios después de declarar por videoconferencia desde el Palau de Justícia de Barcelona para el juicio que se celebra en Madrid.
Ha explicado que la Audiencia Nacional ha puesto a disposición de los políticos una persona para traducir las declaraciones del catalán al castellano, pero que ellos mismos han tenido que hacer a veces la traducción "cuando no se sentían suficientemente reflejados en la traducción literal" ya que considera los matices son importantes en estos procesos.
Ella ha sido la única de los cinco políticos citados en el Palau de Justícia que ha aceptado atender a los medios tras testificar, a diferencia de Gerard Martí, Antoni Fernández Teixidó, Josep Maria Llop y Ana Isabel Marcos (CiU), que no han querido hacer declaraciones y también han evitado --accediendo por puertas secundarias o llegando con mucha antelación-- encontrarse con un grupo que protestaba ante el edificio.
Cuando Tura ha llegado al Palau de Justícia sobre las 10.15 horas, una treintena de concentrados la han increpado y han gritado 'Barcelona limpia, políticos a la mierda', 'Culpables' y 'Yo también estaba en el Parlament', acompañados de una pancarta con el mensaje: 'Que no declaren tranquilos. Solidaridad con las encausadas. Paremos el Parlament'.