Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moviment Catalunya, todavía en el PSC, se inclina por aliarse con Avancem y Necat en las municipales de 2015

"Los ciudadanos no entenderían que no fuéramos juntos", afirma Jordi Martí
La plataforma Moviment Catalunya --formada por dirigentes y exdirigentes críticos del PSC-- se inclinan por aliarse en las elecciones municipales de 2015 con las escisiones socialistas Avancem y Necat, que este jueves han explicado que avanzan en su fusión de cara a esos comicios.
En declaraciones a Europa Press, los exlíderes del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona y Girona Jordi Martí y Pia Bosch han coincidido en que los socialistas desencantados con la actual dirección del partido que se han diseminado en diferentes plataformas y movimiento deben unirse de cara a las municipales.
"No tiene sentido que Avancem compita con nosotros o nosotros con Necat. Los ciudadanos no entenderían que no fuésemos juntos", argumenta Martí, que aprovechó la constitución de Moviment Catalunya en julio para anunciar que abandonaba el PSC por sus discrepancias sobre como encaraba el debate sobre el 'derecho a decidir'.
También Bosch ha subrayado que entre Moviment Catalunya, Avancem y Necat "el espacio político es un poco el mismo", por lo que se mostrado favorable a explorar alianzas de cara a las municipales pese a remarcar que existen algunos matices entre ellos y las plataformas impulsadas por Joan Ignasi Elena y Ernest Maragall.
Fuentes de estas dos formaciones consultadas por Europa Press han remarcado este jueves que antes de explorar colaboraciones con Moviment Catalunya es necesario que éstos decidan si se mantienen como corriente crítica del PSC o se escinden: "Si se mantienen en el PSC, poco podemos hacer".
ROMPER O NO CON EL PSC
El grado de ruptura con los socialistas catalanes aparece como el principal punto de discrepancia entre los tres movimientos, ya que mientras los principales dirigentes de Avancem y Necat ya han abandonado el PSC, la mayoría de dirigentes y exdirigentes socialistas de Moviment Catalunya continúan en el partido.
Tampoco dentro de este movimiento hay una postura única sobre cómo debe ser el futuro, ya que mientras Martí --que ya dejó el partido-- considera que la evolución natural es abandonar el PSC, Bosch defiende que no hay que dejarlo solo porque no se comparten las tesis de la dirección: "No exigiremos a nadie que elija entre el padre y la madre".
El exlíder socialista en el Ayuntamiento de Barcelona considera que un sector crítico tiene sentido si es capaz de ser "mínimamente influyente" en las decisiones del partido, algo que, a su juicio, no se observa en los discursos que emiten las nuevas direcciones de PSC y PSOE.
Bosch, sin embargo, recalca que la voluntad del movimiento "no es ir contra el PSC" sino lograr que aquellos socialistas que apuestan firmemente por el 'derecho a decidir' dispongan de una opción electoral comprometida con la consulta y con un cambio de las políticas económicas basadas en la austeridad.
En lo que sí coinciden Martí y Bosch es en que las alianzas electorales de cara a las municipales son posibles con Avancem y Necat, pero "en ningún caso" con un PSC que, lamentan, sigue sin apostar claramente por la consulta y sin sumarse al Pacto Nacional por el Derecho a Decidir.
Aun así, Bosch remarca que también hay matices entre Moviment Catalunya y Avancem y Necat, ya que considera que los segundos apuestan claramente por la independencia mientras que los primeros están más centrados en conseguir que la consulta se celebre y no en cuál debe ser su resultado.