Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere un soldado en un atentado contra un convoy español en Afganistán

El fallecido pertenecía al Regimiento de Cazadores de Montaña Arapiles 62 con sede en Barcelona y había nacido en la localidad de Líbano (Colombia).
Los seis heridos han sido evacuados en helicóptero hasta el hospital Role 2 de la base de apoyo avanzando de Herat.

Los dos más graves son el teniente del Ejército de Tierra Jordi Francesc Rubio Carceller, de 28 años, casado y natural de Hospitalet (Barcelona) y el soldado de nacionalidad colombiana Daniel Ospina Quintana, de 23 años y soltero.

Los otros cuatro heridos son los soldados Juan Morales Aroca (de 24 años y natural de Sevilla), Joshua Alcalá Silvera (de 20 años y nacido en Tenerife), Carlos Gatos Guardado (23 años y nacido en Barcelona) y Gerson Jaime Rodríguez (de 19 años y de origen colombiano).
La respuesta del convoy español, compuesto por 11 blindados BMR junto con vehículos de la policía afgana, ha matado a tres talibanes.
Vehículo con blindaje reforzado
El atentado ha sido dirigido contra un BMR que contaba con blindaje reforzado. Ese convoy formaba parte de once blindados españoles (todos ellos BMR) más los vehículos de los policías afganos.

El vehículo estaba configurado de acuerdo a los parámetros de seguridad que establece el Estado Mayor de la Defensa, y llevaba un equipo de detección y desactivación de explosivos y otro equipo especialista en localizar objetivos en tierra y para solicitar apoyo aéreo en caso necesario. 



Ya han comenzado las investigaciones para determinar detalles del artefacto utilizado contra el BMR como la cantidad de explosivo utilizado, aunque ya se ha avanzado que era de elevada potencia.

Para ayudar al desarrollo de esa investigación se va a desplazar a la zona un equipo de especialistas del Centro Internacional de Desminado.

Mayor protección

Los ataques perpetrados por la insurgencia afgana llevaron a reforzar su sistema de protección hasta que estuvieran listos los nuevos vehículos blindados.

Los RG-31 cuentan con un blindaje mejorado con varias placas de protección, refuerzo de escotillas e inhibidores de frecuencia y están diseñados para servir en operaciones militares de diferente tipo.

El plan de Defensa es enviar 49 vehículos de este tipo a Afganistán para sustituir a los BMR, proceso que concluirá el próximo mes de marzo.

Parte un avión hacia Afganistán

El Ministerio de Defensa está preparando el avión que volará a Afganistán para recoger el cuerpo del soldado fallecido.

La intención es que salga este lunes. Se está preparando (medicalizándolo) por si fuera preciso traer de vuelta a todos o algunos de los seis heridos en el mismo atentado.
Investigan lo sucedido
Chacón viajará en ese avión y lo hará acompañada por el jefe del Estado mayor de la Defensa (JEMAD), general José Julio Rodríguez.
1.068 militares desplazados
Actualmente España tiene desplegados de forma permanente en Afganistán 1.068 militares, la mayoría pertenecen a unidades de la Jefatura de Tropas de Montaña (Jaca). La fuerza española se completa con personal logístico de la Agrupación de Apoyo Logístico 41 de Zaragoza y la unidad de helicópteros del Batallón de Helicópteros de Maniobras de Agoncillo (Logroño).
Desde que las primeras unidades españolas llegaron al país asiático a finales de 2002, un total de 90 militares españoles han perdido la vida en Afganistán durante su participación en la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) y en la misión 'Libertad Duradera'. De ellos, 81 murieron en accidentes, ocho en atentados o combates y otros tres a causa de infartos. RSO