Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat reconoce que la CUP exigió su retirada de los juicios contra activistas

La vicepresidenta del Govern, Neus MuntéEFE

La consellera de la Presidencia y portavoz del Govern, Neus Munté, ha afirmado este martes que la CUP "trasladó su interés de que se analizaran y revisaran determinadas causas" contra activistas en las que la Generalitat está personada, durante las negociaciones con JxSí.

"Esta petición liga perfectamente con los trabajos que ya estaba haciendo el Govern" de revisar varias causas en base a criterios objetivos y la reciente jurisprudencia, que indica que la administración no debe comparecer como acusación popular a no ser que haya habido daños personales contra trabajadores o bienes públicos.
Ha admitido que la CUP pidió que se ahondara en estos trabajos "en el transcurso de las negociaciones" con JxSí, pero ha avisado de que la Generalitat no se retirará del caso de Can Vies, porque entonces sí se dañaron tanto trabajadores como material público.
"Quiero lanzar un mensaje de tranquilidad a los cuerpos de seguridad y al colectivo de Mossos" porque la Generalitat no se retirará de ninguna causa en la que algún agente haya sufrido daños, como en el caso de Can Vies, ha explicado.
La "línea roja" para el Govern es que se haya lesionado a algún empleado o material público, por lo que sólo estudia retirarse de aquellas causas en las que no se haya producido ninguno de estos dos extremos, aunque Munté no ha concretado cuales.
C's, PP y el PSC han pedido explicaciones a la propia Munté y al conseller de Interior, Jordi Jané, sobre la retirada de las causas en caso de que se produzcan: "La explicación es que el Govern ya hacía meses que trabajaba en revisar la jurisprudencia de los casos más antiguos".
Reuniones secretas con la CUP
Preguntada por si Jané participó en las negociaciones con la CUP en las que se abordó la revisión de causas contra activistas, ha destacado que "las reuniones son secretas y no hay que decir quién va y quién no", y ha dicho que no es fruto de un pacto, sino de los trabajos que hacía el Govern desde hace tiempo.
"Hasta el propio presidente del TSJC --ha dicho Munté-- ha reconocido que el Govern está en ejercicio de su derecho" al revisar su personación en causas, del mismo modo que también lo hacen otras administraciones e instituciones.