Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuevas detenciones y dimisiones en la operación Púnica

Después de la detención de 51 personas en la macrooperación contra la corrupción denominada operación Púnica, se conocen nuevos nombres que podrían estar implicados en las adjudicaciones ilegales. La Audiencia Nacional ha citado a declarar como imputado al interventor de la Diputación de León, Jesús López Sánchez. Este martes se ha sabido que entre los arrestados se encuentra el Consejero Delegado de la Agencia de Informática y Comunicaciones de la Comunidad de Madrid, José Martínez Nicolás, quien fue nombrado por Francisco Granados en 2007. En Murcia, tres altos cargos de la Región han dimitido pero han defendido su honorabilidad y hablan de tremenda injusticia.

La directora del Instituto de Fomento de la Región de Murcia (Info), Reyes Samper; la directora general del Instituto de Turismo, Mariola Martínez, y el jefe de Gabinete del consejero de Industria, Turismo, Empresa e Innovación, José Fidel Saura, han presentado este su renuncia tras ser detenidos e interrogados por la Guardia Civil en el marco de la operación.
Confiados con que "el tiempo demuestre su inocencia", han declarado que "no tenemos nada que ver con este asunto", a día de hoy, "no estamos imputados, no hay imputación ni por parte de un juez ni del fiscal, las diligencias eran policiales, salimos igual que entramos, sin ningún tipo de cargo" y "esperamos volver pronto para decir que no hemos tenido nada que ver".
En una multitudinaria rueda de prensa, ofrecida en la Consejería de Turismo y arropados por el propio consejero, Juan Carlos Ruiz o el alcalde de Molina de Segura, Eduardo Contreras, entre otros, Reyes ha explicado que declaró "voluntariamente" ante la Comandancia de la Guardia Civil, "en ningún momento estuve detenida y a día de hoy no he recibido notificación ninguna ni estoy imputada judicialmente" tras lo que ha indicado que, ante esta situación, presenta su dimisión "por respeto" al INFO.
Por su parte, José Fidel Saura ha insistido en que ninguno de los tres tienen imputación judicial pero, ha explicado, "presento mi dimisión porque no quiero perjudicar la imagen del partido y del Gobierno regional, que tan bien está haciendo las cosas".
"Nunca imaginé verme en esta situación", ha declarado, por su parte, Mariola Martínez, quien fuera concejala del Ayuntamiento de Molina de Segura antes de ponerse al frente del Instituto de Turismo hace seis meses, "no tengo nada de que esconderme, nunca me he llevado un céntimo de la Administración, nunca he participado ni tenía conocimiento de la existencia de ninguna trama y ayer colaboré con la Guardia Civil sin que se me comunicara imputación de delito alguno".
Martínez ha defendido así su "honorabilidad" y ha destacado que, a raíz de los acontecimientos "y para que la ciudadanía no pueda plantearse dudas", abandona su cargo "a la espera de que se decrete oficialmente, y así será, que no estoy involucrada en ninguna supuesta trama".
Detenido el encargado de Informática de la Comunidad de Madrid
Entre los detenidos también se encuentra el Consejero Delegado de la Agencia de Informática y Comunicaciones de la Comunidad de Madrid, José Martínez Nicolás. Esta es la institución que se encarga de controlar todo el sistema informático de la Administración regional y pasó a ocupar ese puesto en diciembre de 2007, fecha en las que Granados desempañba el puesto de 'número dos' del Gobierno de Esperanza Aguirre como consejero de Presidencia.
Se da la circunstancia de que que el cargo que desempeñaba Jose Martínez Nicolás depende directamente del la Consejería de Presidencia de la Comunidad de Madrid.