Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

NC considera "insultante" el "diferente rasero" del Gobierno para Baleares y Canarias sobre las prospecciones

El presidente de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, ha considerado "insultante" la utilización del "diferente rasero" por parte del Gobierno central para Baleares, Valencia y Canarias en el tema de las prospecciones petrolíferas.
"Mientras que en Baleares o Valencia se opone --el Gobierno central-- al considerarlas peligrosas medioambientalmente y dañinas para el sector turístico, en Canarias son ardientes defensores de las mismas", resaltó.
Para Rodríguez la "última lamentable muestra de esa actitud" son las declaraciones del presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, en las que "se muestra dispuesto a paralizar las prospecciones en Baleares si hay riego medioambiental, disposición que no mostró hacia Canarias".
Por todo ello, el presidente de NC señaló, en nota de prensa, que el PP "debe pagar en las urnas su decisión de autorizar las prospecciones petrolíferas en aguas cercanas al archipiélago", al considerar la autorización a Repsol para los sondeos expropiatorios de "auténtico atropello a Canarias".
Asimismo, indicó que si el Gobierno central "impide la consulta a los ciudadanos, estos tienen la oportunidad de mostrar su rechazo" en las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2015, ya que apuntó que la decisión adoptada se produce a pesar del "rechazo mayoritario de la población de las islas, expresado en numerosas movilizaciones masivas en todo" el archipiélago, entre otros.
Por último, señaló que aunque quedan pendientes algunos recursos en la vía jurídica, NC entiende que la "solución se encuentra esencialmente en el ámbito de la política y en el ejercicio de la democracia", sin embargo consideró que se trata de "una democracia vulnerada cuando una decisión de semejante calado se toma en contra de la opinión de los hombres y mujeres de las islas".