Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Narciso Michavila (GAD3): "El sorpasso de Podemos-IU a PSOE en escaños es altamente difícil"

El sociólogo y presidente de GAD3, Narciso Michavila, ha augurado que la coalición Unidos Podemos no va a conseguir seis millones de votos, aunque sí podrá mantener el "mismo número" de escaños, por lo que ha destacado que el "sorpasso" al PSOE es "altamente difícil".
Así lo ha expresado durante una charla que ha mantenido junto al catedrático de Ciencia Política de la Universidad del País Vasco y director del Euskobarómetro, Francisco Llera, en el marco de los Diálogos Faes y moderado por el secretario general de la Fundación, Javier Zarzalejos. Michavila ha subrayado que el nivel de participación en las próximas elecciones del 26 de junio va a ser determinante, ya que el "nivel de hartazgo" del electorado hará que baje.
Según las encuestas "hay mayor cansancio en el electorado de izquierdas que, además, ha sido más abstencionistas pero que se ha visto en los últimos ciclos más motivado" porque votó "en clave del cambio del sistema", ha explicado el presidente de GAD3. Sin embargo, este electorado ahora siente que su voto "no sirvió para nada porque no ha habido un cambio de gobierno", ha añadido.
Para Michavila, esta nueva convocatoria es una "situación novedosa" en España pero no responde a una segunda vuelta como se hace en Austria o Perú. Según ha explicado, la segunda vuelta es para buscar pactos, mientras que en España se acude de nuevo a las urnas porque los políticos "precisamente porque no han sido de capaces de pactar". "Es la anti-segunda vuelta", ha dicho.
Aún así, ha hecho hincapié en que esta repetición electoral "le interesaba" a Podemos porque tenía "un as en la manga para pactar con IU" y ha pronosticado que esta coalición puede hacer que, aunque la federación de izquierdas "optimice" su voto, se pierdan 800.000 votos, por lo que puede "quedarse muy lejos" de los seis millones --resultado que se obtiene de sumar los sufragios obtenidos en el 20D-- que pretende conseguir.
Sin embargo, ha apostillado que esta alianza puede quedarse con el "mismo número de escaños", porque una "cosa es el voto y otra los escaños" y ha recalcado que el "cambio de cuatro escaños en un bloque o en otro puede cambiar totalmente las posibilidades de que gobierne un partido u otro".
"LA CAMPAÑA YA HA TERMINADO"
En este sentido, ha asegurado que el partido de Pablo Iglesias no conseguirá el "sorpasso" al PP, porque "está a un millón de votos" y "el 'sorpassito' de Podemos-IU al PSOE en escaños es altamente difícil". No obstante, ha enfatizado que aún quedan siete semanas para la celebración de los comicios y que puede haber "grandes cambios" de voto.
Para Michavila, la campaña "ya ha terminado cuando se convocaron elecciones" y, por ello, el elector decidirá su voto a la hora de elegir la papeleta electoral en función de lo que ha visto hasta ahora y sabiendo que no sólo se elige a un representante sino también "con quien va a pactar ese representante".
Así pues, ha explicado que "va a influir un poquito la sensación de quien ha hecho más para que haya gobierno y quien no ha hecho pero, sobre todo, por ver quien ha pactado y quien no". De hecho, ha hecho hincapié en que los ciudadanos tienen "mucha información" para elegir su voto "con mucho menos esfuerzo", ya que "no van a tener que estar haciendo un gran seguimiento de la campaña".
Según el sociólogo, los partidos políticos ya "tienen que jugar con las cartas" que han presentado en este tiempo y con "eso tendrán que pactar y sacar un gobierno", por lo que ha dicho que "es muy posible que en julio ya tengamos un Gobierno".
LA INCERTIDUMBRE DEL 26J ES QUIEN OCUPARÁ EL SEGUNDO PUESTO
Para Francisco Llera sí que es una "segunda vuelta" aunque "inédita" en el que no es "previsible cualquier cataclismo electoral que signifique un salto cualitativo en el horizonte electoral" de este momento lo cuál es una "presión" para los políticos ya que "ya no hay una tercera vuelta", algo que, a su juicio, sería "dramático".
En este sentido, coincide con Michavila en que la participación será "algo menor" y que la incertidumbre en cuanto al resultado no será quien ganará las elecciones sino "las segundas posiciones", porque "lo viejo sigue siendo igual de viejo y lo nuevo no es tan nuevo". Así pues, ha afirmado que las "oscilaciones" de los escaños tras conocer los resultados del 26 de junio "van a ser más o menos" cinco, lo que es "muchísimo" porque "cambian los equilibrios".
Asimismo, ha indicado que la coalición entre Podemos e IU tiene como objetivo principal "maximizar" las posibilidades tras identificar que en sus "bases sociales, en sus apoyos puede haber algo de descontento, de desánimo".