Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Navarro cree que no es justo que se mire a Díaz cada vez que pasa algo en el PSOE y subraya su compromiso con Andalucía

Opina que Podemos está "estableciendo prioridades" y lo primero son las personas
La presidenta del PSOE, Micaela Navarro, cree que "no es justo" que cada vez que sucede algo en el PSOE todas las miradas se vuelvan hacia la presidenta andaluza, Susana Díaz, que además ha "dicho muchas veces" que "tiene un compromiso muy claro con Andalucía".
Para Navarro, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, "está haciendo un papel importante para el partido", y eso que "no es fácil" porque fue elegido hace menos de dos años, en un periodo con continuas elecciones, y es como "incorporarse a una carrera cuando los demás llevan ya 2 kilómetros corriendo, y han calentado".
En una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, ha negado que hubiese tensión entre los barones y Ferraz durante la cena que mantuvieron el pasado 27 de diciembre, previa a la reunión del Comité Federal que autorizó a Sánchez a buscar acuerdos con la línea roja de la integridad territorial. Según ha dicho, se habló "con crudeza" pero "con total lealtad".
A preguntas de los periodistas, ha recordado que cualquier pacto de gobierno debe aprobarlo el Comité Federal del partido, a propuesta del secretario general. Al Comité Federal le corresponde también poner fecha al Congreso del partido, que Navarro cree que será en abril o mayo.
Además, ha dicho que le extrañaría que el Rey proponga formar gobierno en primer lugar a Pedro Sánchez, porque hasta ahora siempre se le ha propuesto al más votado, pero la situación actual es nueva, porque ningún partido está cerca de la mayoría absoluta.
¿ESTÁ REBAJANDO EXIGENCIAS PODEMOS?
Por otro lado, ha opinado que Podemos no está matizando sus posiciones en función de si es posible o no un acuerdo de gobierno con el PSOE sino que, una vez en las instituciones, "hay que establecer prioridades y las prioridades siempre tienen que ser las que afectan de manera más directa a las personas, su calidad de vida, su libertad y sus derechos, el derecho de poder atender a sus familia de forma digna".
"Eso de que puedan estar rebajando forma parte de la libertad interna de cada grupo, cada uno se sienta y reflexiona, yo creo que eso lo hacemos todos", ha dicho. Navarro ha defendido además que la política está "para resolver los problemas que tiene las personas no para ver quién cede más o menos o quién se lleva el gato al agua".
Eso sí, ha recalcado que el PSOE tiene muy clara su defensa de la "unidad del territorio nacional" y de la igualdad de los españoles, vivan donde vivan, y cree que así lo demostró apoyando al Gobierno en funciones con motivo de la toma de posesión del nuevo presidente catalán, Carles Puigdemont.
A Puigdemont, Navarro le ve "un poco más prudente, de momento" en sus declaraciones que Artur Mas, pero tal vez porque Mas llevó el asunto a primera fila "para no dar cuenta del desgobierno que tenía en Cataluña".
No obstante, ha desvinculado la conversación del líder del PSOE, Pedro Sánchez, con Puigdemont, de la posibilidad de hablar con Podemos para formar Gobierno, igual que ha desvinculado el préstamo de senadores a ERC.