Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Navarro no aclara si se sumará al Pacto por el derecho a decidir y apuesta por una consulta a la escocesa

Chaves defiende una reforma de la Constitución que reconozca singularidad en la financiación de Cataluña y País Vasco
El primer secretario del PSC, Pere Navarro, no ha aclarado este martes si su partido se sumará finalmente al Manifiesto del Pacto Nacional por el derecho a decidir, alegando que aún no ha "visto físicamente ese documento" y ha recordado que su formación es partidaria de que en Cataluña se pueda celebrar "una consulta legal y acordada" siguiendo el modelo de Escocia, que ha acordado sus términos con el Gobierno de Reino Unido.
Navarro se ha expresado así en un encuentro organizado por 'El Confidencial' junto al expresidente de la Junta de Andalucía y del PSOE, Manuel Chaves, en el que ha recordado que ya hace meses su partido aprobó una resolución en el 'Parlament' apoyando la celebración de una consulta negociada. Y ha advertido de que un cruce de cartas entre Moncloa y la Generalitat no es lo que él entiende por negociar.
"Nosotros defendemos la consulta como elemento de regeneración democrática, el derecho de los ciudadanos a ser consultados sobre su futuro", ha dicho. Además, el líder de los socialistas catalanes ha acusado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, de tratar el asunto con "frivolidad" y de haber convertido el "derecho a decidir" en un "hashtag, una etiqueta" y le ha emplazado a aclarar qué es lo que quiere que decidan los catalanes.
Navarro cree que Mas "ya no está sólo en manos" del presidente de ERC, Oriol Junqueras, sino también de la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, Carme Forcadell, "que a través de los medios le da órdenes". Así, ve imposible un acuerdo como el que han alcanzado nacionalistas y socialistas en el País Vasco, con un 'Govern' que no está "dispuesto a aparcar" su agenda independentista y que "no tiene sensibilidad social".
Chaves, por su parte, ha afirmado que el PSOE no se opone a debatir nada en el marco de una reforma constitucional pero ha subrayado que la posición del PSOE "está clara": "Si de lo que se trata de es de incluir el derecho de autodeterminación en nuestra constitución nosotros no estamos de acuerdo".
CHAVES: EL ESTADO YA ES ASIMÉTRICO
Por otro lado, ha asegurado que la reforma constitucional que propugnan los socialistas pasa por reconocer a Cataluña, y también al País Vasco, "singularidades": "Cataluña y País Vasco tienen que ver reconocidas en la Constitución la singularidad lingüística y cultural y también, aunque levante ronchas, en el sistema de financiación autonómica", ha defendido, añadiendo que esa singularidad ya la tiene País Vasco, Navarra y Canarias.
En ese sentido, ha reconocido que su propuesta un es un Estado federal "asimétrico", pero ha remarcado que el actual Estado ya lo es, porque ya reconoce estas singularidades. Su apuesta es el federalismo fiscal como existe en Alemania y buscando fórmulas que "equilibren el principio de ordinalidad" en la financiación establecido en el 'Estatut' y lo hagan "compatible" con el principio de la solidaridad, con la igualdad de todos los españoles como "línea roja".
Tanto Chaves como Navarro se han referido a las palabras de la Comisión Europea advirtiendo de que una Cataluña independiente quedaría fuera de la UE y han remarcado que no se trata de una reflexión personal o repentina, sino que es lo que dicen los Tratados de la UE. Por eso, Chaves ha afeado al consejero catalán de Economía, Andreu Mas Collell, que tratase de "confundir" a la gente minimizando las palabras del comisario Joaquín Almunia como interpretaciones jurídicas.
PIDE A MAS QUE "NO ENGAÑE A LA GENTE"
Y Navarro ha pedido al 'Govern' que deje de frivolizar diciendo cosas como que el Barça podría seguir jugando en la liga española y que, si quiere, defienda la independencia y los "sacrificios" que supondría, pero que "diga la verdad" y "no engañe a la gente". A su juicio, "Cataluña no se puede permitir el lujo de no estar dentro de Europa", y lo mismo ha opinado Manuel Chaves, recordando que "hay cola" para entrar en el club europeo.
En el debate entre ambos ha terciado el exministro José Luis Corcuera y ha criticado que el debate se plantee en términos de si dejar España "es bueno o malo" para Cataluña y no de que hay que cumplir la Constitución. Así, ha pedido también a su partido que deje de hablar con "subterfugios" y ha cargado contra el llamado derecho a decidir. "¿Decidir qué? Vamos a decir la verdad. ¿Vamos a cambiar el artículo (de la Constitución) que dice que la soberanía está en manos de todos?", ha interpelado .
CORCUERA: LA CONSTITUCIÓN NO PERMITE NEGOCIAR CONSULTAS
Y además, ha recordado que "hasta ahora" a quienes atentaban contra la Constitución desde la derecha se les llamaba "fascistas" y se ha preguntado si a los que la atacan desde la izquierda hay que considerarlos demócratas. "¿Y al tío que se quiera cargar la Constitución porque dice que hará una consulta lo diga o no la Constitución cómo lo llamamos, demócrata de toda la vida? ", ha proseguido. Y ha dejado claro que no es posible una consulta negociada, porque la Constitución no lo permite.
Corcuera ha cuestionado también la reforma federalizante de la Constitución que propone el PSOE: Mientras no se diga qué artículos se quieren cambiar, ha dicho, federal será sólo una palabra "inventada" para "salir de un atolladero" creado por otros.
Chaves ha replicado que, 35 años después, hace falta una reforma constitucional porque el Estado autonómico tiene un "problema de legitimación" por las duplicidades, los solapamientos de competencias y las "acusaciones de despilfarro". Navarro cree que la sociedad reclama "un proceso de regeneración democrática y nuevos cauces de participación ciudadana". Es más, cree que si los partidos no recogen esta aspiración ciudadana crecerán los partidos populistas y de ultraderecha.
Ambos han cargado contra el "inmovilismo" del PP y del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. "Se ponen de perfil a esperar a que escampe", ha lamentado el representante del PSC. "Nadie puede dudar de que en Cataluña hay un camino abierto hacia la independencia, se podrá matizar o discutir pero está ahí y hay que darle una respuesta que no puede ser el inmovilismo, el silencio o el aventurerismo", ha defendido Chaves.
UNA RUPTURA PSOE-PSC SERÍA UN "ERROR ESTRATÉGICO MONUMENTAL"
Pese a la discrepancia sobre el derecho a decidir, Navarro y Chaves han incidido en que a PSOE y PSC les une más de lo que los separa. Para Chaves, una ruptura entre ambos sería un "error estratégico monumental".
Lo que no han querido hacer ninguno es pronunciarse sobre si el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, debe ser candidato a la presidencia del Gobierno. Eso sí, Chaves ha denunciado que desde que pasó el Congreso de Sevilla en que fue elegido Rubalcaba hubo "movimientos de cuestionamiento de su autoridad" que les han hecho perder tiempo pero que ya están "superados". Quien no debe de tener dudas es el exministro Corcuera, que en un momento de su intervención ha mencionado a Rubalcaba como próximo presidente del Gobierno "dentro de poco".