Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Navarro acusa a Rajoy de "alimentar la confrontación" en su visita a Cataluña

PSC y PSOE registran una proposición de ley para recuperar el recurso previo de inconstitucionalidad
El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha acusado este lunes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de viajar a Cataluña solo para "cerrar puertas y alimentar la confrontación", y se ha declarado decepcionado con su intervención en la clausura de la convención del PP catalán este fin de semana en Barcelona.
En rueda de prensa, ha criticado que el dirigente popular asegurase que tenía un 'plan' frente al proceso soberanista abierto en Cataluña, y que "a la hora de la verdad" ese 'plan' no exista y se limite a cerrar la puerta a la celebración de una consulta sin plantear alternativas ni buscar soluciones.
Navarro ha explicado que en el almuerzo organizado por el fundador de la empresa cazatalentos Seeliger y Conde, Luis Conde, en su masía de Fonteta (Girona) --al que asistió junto a, entre muchos otros, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y los ministros Ana Pastor y José Manuel Soria-- vio al Gobierno catalán y al Gobierno central "muy situados en sus posiciones" y sin ánimo de moverse.
Ha contrapuesto la actitud "inmovilista" de CiU y PP con la que, a su juicio, ofrecen el PSC y el PSOE, y ha puesto como muestra el hecho de que este viernes registraron en el Congreso una proposición de ley para reformar la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional y recuperar el recurso previo de inconstitucionalidad en las reformas de Estatutos de Autonomía.
Esta propuesta es una de las acordadas en la reunión que mantuvieron el 7 de enero en Barcelona las direcciones de PSC y PSOE lideradas por el propio Navarro y el secretario general socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, y quiere evitar que se repitan situaciones como la del Estatut, cuando el Constitucional modificó el Estatut que ya había sido refrendado por los catalanes.
Fue el propio PSOE quien en 1985 y bajo el Gobierno de Felipe González decidió suprimir el recurso previo de inconstitucionalidad para Leyes Orgánicas y reformas de Estatutos autonómicos al considerarlo, según el preámbulo de la ley, "un factor distorsionador de la pureza del sistema de relación de los poderes constitucionales del Estado".