Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Netanyahu afirma que si Israel no erradica la amenaza iraní, nadie lo hará

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, manifestó hoy que si su país no erradica la amenaza que supone el programa nuclear que desarrolla la República Islámica de Irán, nadie lo hará.
"Israel no es como otros países. Encaramos retos de seguridad que ningún otro país enfrenta y nuestra necesidad de dar una respuesta a estas amenazas es crítica", declaró el primer ministro durante una reunión con miembros de su partido, el conservador Likud.
Netanyahu, quien se entrevistó hace una semana en Washington con el presidente de EEUU, Barack Obama, reiteró en la postura tradicional de Israel de que "el verdadero peligro es menospreciar la amenaza" que supone el programa nuclear de Irán.
El jefe del Ejecutivo israelí afirmó que existe un entendimiento con Obama sobre que el objetivo más importante para ambos países es impedir que Teherán adquiera la capacidad nuclear militar.
Horas antes, el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, afirmaba que la iniciativa diplomática de EEUU de negociar con Irán para que la República Islámica suspenda su programa nuclear tienen pocas opciones de éxito.
"Creo que la opción de que el diálogo logre cesar los esfuerzos nucleares de Irán es muy reducida", declaró Barak a la radio pública israelí.
El ministro de Defensa de Israel cree que Irán supone una de las "más serias y potenciales amenazas" contra su país y reiteró que no descarta ninguna opción respecto al programa nuclear de Teherán.
Desde su llegada al poder en enero, el presidente estadounidense, Barack Obama, ha expresado su voluntad de dialogar con Teherán pero también ha dejado claro que el régimen iraní debe abandonar su programa nuclear si no quiere arriesgarse a un mayor aislamiento diplomático y posibles sanciones.
Irán, país con el que EEUU rompió relaciones diplomáticas en 1980, sostiene que sus fines son civiles y que no busca desarrollar armamento nuclear.