Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Neymar Jr dice que firmaba lo que ponía su padre y este dice que "todo está bien hecho"

El jugador del Fútbol Club Barcelona Neymar da Silva ha declarado este martes ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que desconocía los detalles de su contratación por el club azulgrana y que se limitaba a firmar lo que ponía su padre, quien ha asumido el liderazgo de la negociación y ha defendido la legalidad de su actuación, según han informado a Europa Press fuentes jurídicas.
Ambos han declarado ante el magistrado que investiga la posible comisión de delitos de estafa por simulación de contratos y corrupción entre particulares en el fichaje del delantero brasileño.
La empresa familiar N&N, que poseía el 60 por ciento de los derechos federativos del jugador, alcanzó un acuerdo con los dos clubes para adelantar su fichaje a la temporada 2013-2014.
En su comparecencia, que se ha prolongado durante hora y media, el jugador ha explicado que nunca contempló otra opción que no fuera la de fichar por el conjunto azulgrana.
La Ley Pelé de Brasil obliga a las entidades deportivas a respetar la voluntad del jugador a la hora de cerrar su venta, por lo que, en este caso, el deseo del futbolista obligaba a su equipo de origen, el Santos.
Por su parte, Neymar padre ha pormenorizado ante el instructor los detalles de la operación y ha defendido que siempre actuó de forma correcta durante las más de tres horas que ha durado su interrogatorio.
A su salida de la Audiencia Nacional, ha negado que hayan defraudado a la Hacienda Pública y ha concluido: "No nos merecemos esto, no hicimos nada malo y no debemos nada a nadie".
QUEBRAR LA LIBRE COMPETENCIA
El juez De la Mata admitió en junio pasado una querella presentada por la empresa de representación de futbolistas DIS-Esportes e Organizaçao de Eventos, que poseía el 40 por ciento de los derechos federativos del jugador, al entender que el equipo azulgrana pudo adquirirlos en 2013 "fuera de la normal competencia" y por un valor "inferior al del mercado".
Según el juez, la operación para adelantar la incorporación del futbolista a la temporada 2013-2014 pudo "quebrar la libre competencia en el mercado de fichajes" y causar un perjuicio económico a los propietarios de los derechos federativos del jugador.
El Barça firmó en noviembre de 2011 un contrato con Neymar y la sociedad de su padre, N&N, por el cual el Barça se hacía con sus derechos cuando finalizara su contrato con el Santos, en 2014, con un coste de 40 millones de euros.
El jugador debía rechazar todas las ofertas que recibiera, con una cláusula por incumplimiento para todas las partes de 40 millones. En ese año se firmó, además, un contrato de préstamo de 10 millones que el Barça abonó en diciembre. Entre 2013 y 2014 se abonaron los 30 millones restantes.
De la Mata, que abrió juicio oral por el 'caso Neymar' el pasado 13 de mayo, cifró el coste real del traspaso en 83,3 millones de euros, en contra de lo defendido por el expresidente del club Sandro Rosell, que aseguró que la operación se hizo por 57,1 millones. La Fiscalía elevó el coste del traspaso a 94,8 millones de euros.