Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La madre de Neymar declarará como investigada en Brasil por el fichaje de su hijo

El juez vuelve a preguntar al Chelsea y el Manchester si lanzaron ofertas por el jugador coincidiendo con la del Barça
Nadine Gonçales, madre del delantero del Fútbol Club Barcelona Neymar Da Silva, declarará a mediados de marzo en Brasil como investigada por delitos de corrupción entre particulares y estafa por simulación de contratos en el fichaje de su hijo, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.
El juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, encargado de la instrucción abierta a raíz de la querella presentada por la empresa de representación de futbolistas DIS-Esportes e Organizaçao de Eventos, que poseía el 40 por ciento de los derechos del brasileño cuando éste jugaba en el Santos, ha cursado una comisión rogatoria al país sudamericano para completar las declaraciones efectuadas esta semana.
Además de la madre de Neymar, magistrados brasileños interrogarán entre el 14 y el 16 de marzo a los expresidentes del club brasileño Luis Álvaro de Oliveira Rivero y Odilio Rodríguez Fliho, que no comparecieron en la Audiencia Nacional a pesar de estar citación. El juez también ha citado como testigo al exvicepresidente económico del FC Barcelona Xavier Faus el 16 de febrero en las dependencias de la calle Génova de Madrid.
Se cerrará de este modo la ronda de interrogatorios que arrancó el lunes con la comparecencia del expresidente del Barça Sandro Rosell y su sucesor Josep María Bartomeu. El magistrado también ha escuchado al propio Neymar y a su padre, que intentaron desvincularse de los indicios que apuntan a que cerraron el traspaso "fuera de la normal competencia".
Según sospechan el juez y el fiscal José Perals, Rosell y Bartomeu firmaron en noviembre de 2011 un contrato directo con Neymar y la sociedad de su padre, N&N, por el cual el Barça se hacía con sus derechos cuando finalizara su contrato con el Santos, en 2014, con un abono de 40 millones de euros.
Para "amarrar" al jugador y lograr que no se dejara tentar por las ofertas de otros clubes --como la formulada por el Real Madrid que llegó a ofrecer 45 millones de euros-- el Barça le adelantó un pago de 10 millones de euros, años antes de su traspaso efectivo, que no se produjo hasta el 2013. Fue entonces, entre 2013 y 2014, cuando se le abonaron al jugador los 30 millones restantes.
De forma paralela el club azulgrana cerró un acuerdo con el Santos que suponía el abono de 17,1 millones de euros por el fichaje. No obstante, esta cantidad se incrementó hasta los 25 millones a través de dos contratos "simulados".
El primero habría consistido en el pago de 7,9 millones de euros por un convenio de colaboración en materia de fútbol base que habría permitido la adquisición por parte del Barça de los jugadores Víctor Andrade Santos (por el que pagó 3,2 millones), Givanildo Pulgas Da Silva (1,8 millones) y Gabriel Barbosa Almeida (2,9 millones).
El segundo contemplaba la celebración de un partido amistoso en Brasil con Neymar como jugador del Barça, que de no celebrarse, como así ha sido hasta la fecha, suponía un pago de 4,5 millones al Santos.
LOS EQUIPOS BRITÁNICOS NO CONTESTAN
El magistrado quiere también averiguar la cuantía de otras ofertas que pudo recibir Neymar en 2011. Por ello, ha vuelto a preguntar al Chelsa y al Manchester City si intentaron hacerse con los servicios del futbolista, después de que los clubes ingleses no hayan contestado al requerimiento que efectuó el pasado octubre.
De la Mata se dirigió el pasado 17 de junio a ambos equipos, así como al Real Madrid y al Bayern de Munich, para que le aportaran "copia de las ofertas o propuestas de traspaso" que habrían realizado para fichar a Neymar durante su etapa en el Santos brasileño, que se desarrolló entre los años 2009 y 2013. El Bayern aseguró, por su parte, que nunca llegó a formalizar ninguna propuesta en firme.
De la Mata, que abrió el pasado 13 de mayo juicio oral por un presunto fraude fiscal cometido en el fichaje de Neymar, cifró el coste del traspaso alcanzó los 83,3 millones de euros, en contra de lo defendido por Rosell, que aseguró que la operación se hizo por 57,1 millones. La Fiscalía elevó el coste del traspaso a 94,8 millones de euros.