Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las ONG alertan de la posible exportación de cinco corbetas a Arabia Saudí porque podrían ser usadas contra Yemen

Las ONG Amnistía Internacional, Greenpeace, Oxfam Intermón y FundiPau han alertado este lunes de la posible exportación de cinco corbetas de la empresa pública Navantia a Arabia Saudí, ya que los buques podrían ser utilizados para el bloqueo naval de los puertos de Yemen, lo que supondría, a su juicio, "una violación grave del Derecho Internacional".
Por este motivo, los directores de estas cuatro organizaciones han enviado una carta a Navantia en la manifiestan su oposición a la firma de un contrato entre la empresa y Arabia Saudí para la construcción de estas corbetas.
Según indicó la semana pasada el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, "desde el punto de vista contractual está todo cerrado" para la exportación de los buques, por lo que sólo falta que se materialice la firma del contrato.
En su misiva a Navantia, las ONG denuncian el "riesgo claro de que Arabia Saudí utilice las fragatas en el bloque naval al que somete a Yemen desde el 25 de marzo de 2015, cuando inició una devastadora campaña de bombardeos aéreos en la que se han cometido graves violaciones del Derecho Internacional humanitario, incluidos crímenes de guerra".
EL BLOQUEO NAVAL AGRAVA LA CRISIS HUMANITARIA
Las ONG recuerdan que, según la ONU, en el conflicto de Yemen han muerto 5.979 personas, más de 28.000 han resultado heridas y hay más de 2,5 millones de desplazados internos. Además, más de 21 millones de personas necesitan ayuda humanitaria para cubrir sus necesidades básicas, en una "crisis exacerbada por el bloqueo naval de Yemen".
Para Amnistía Internacional, Greenpeace, Oxfam Intermón y FundiPau, la exportación de las corbetas "supondría una clara violación del Derecho Internacional, incluidos el Tratado sobre el Comercio de Armas, la Ley 53/2007 sobre el control del comercio exterior de material de defensa y de doble uso, la Posición Común de la UE que define las normas que rigen el control de las exportaciones de tecnología y equipos militares y los Principios Reguladores de las Transferencias de Armas Convencionales adoptados por la OSCE".
Por todo ello, y de cara a las negociaciones para la formación del nuevo gobierno, estas cuatro ONG reclaman que se tomen medidas para "mejorar el control y la transparencia del comercio de armas para evitar su venta para cometer violaciones graves del Derecho Internacional".