Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN y la UE preparan la transición de la misión militar en Bosnia

El Consejo Atlántico de la OTAN y el Comité Político y de Seguridad de la Unión Europea (UE) se reunieron hoy para continuar con los preparativos de la transición de la misión militar europea en Bosnia hacia una operación reducida y de entrenamiento, previsiblemente a partir de junio.
La UE cree que ha cumplido con éxito los objetivos de Althea, la misión militar que comenzó en diciembre de 2004 para relevar a la OTAN, y que en la actualidad tiene un tamaño de 1.800 soldados, 268 españoles.
Según la mayoría de los países comunitarios, a pesar de la compleja situación política del país no es necesario un control militar de envergadura, aunque hay naciones que creen que la retirada es aún prematura.
La reunión de hoy entre la OTAN y la UE, presidida por el secretario general de la Alianza, Jaap de Hoop Scheffer, y el Alto Representante europeo de Política Exterior, Javier Solana, forma parte de las consultas bilaterales habituales.
Según fuentes diplomáticas, la entrevista se ha centrado en Bosnia-Herzegovina, y en ningún momento ha derivado hacia la polémica decisión española de retirar sus tropas de Kosovo.
Después, Solana se ha reunido con el nuevo enviado internacional y europeo a Bosnia y Herzegovina, el diplomático austríaco Valentin Inzko.
Como alto representante internacional y representante especial de la UE en el país balcánico, Inzko vigila la aplicación de la parte civil del Acuerdo de Paz de Dayton (EEUU), que en 1995 puso fin a tres años y medio de guerra civil.