Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN desplegará en julio en el Índico una nueva misión anti-piratería

Unas mujeres observan la fragata "HMS Portland" de la Armada británica a su paso por el canal de Suez cerca de Suez (Egipto), el 3 de diciembre pasado. La OTAN desplegará en julio en el Índico una nueva misión anti-piratería. EFE/Archivotelecinco.es
La OTAN aprobará hoy el despliegue a partir de julio de una nueva misión contra la piratería en aguas del Índico con el nombre "Escudo Oceánico", en la que participarán fragatas y aviones de EEUU, Turquía, Grecia, Italia y Reino Unido, con el apoyo de Canadá, Ucrania y Rusia, según fuentes aliadas.
La agrupación marítima permanente número dos tomará cuanto antes el relevo de la número uno, cuyas cinco fragatas, entre ellas la española "Blas de Lezo", desempeñan su labor en el Golfo de Adén hasta el próximo 28 de junio.
De cumplirse este pronóstico, España dejará de aportar por el momento una fragata a la lucha aliada contra la piratería, aunque mantiene la "Numancia" y la "Marqués de la Ensenada", además del avión P3-Orión, en la misión naval que paralelamente tiene desplegada la Unión Europea (UE).
La ministra española de Defensa, Carme Chacón, aseguró a los periodistas que "España se alegra mucho" de la iniciativa acordada anoche de manera informal junto a sus colegas aliados, y que hoy será adoptada en la segunda jornada del Consejo de Defensa de la OTAN.
"Tal y como España había solicitado, las agrupaciones marítimas permanentes de la OTAN van a seguir presentes y trabajando con la Unión Europea y terceros países de la comunidad internacional en este reto complejo que tenemos de erradicar la piratería en aguas del Índico. Esta es la decisión que se tomó anoche", dijo Chacón a su llegada a la reunión.
Los países que conforman la Agrupación número dos son EEUU, Turquía, Grecia, Italia y Reino Unido, además de Alemania, que no participará porque ha decidido asignar su fragata en la zona a la misión europea "Atalanta".
Canadá se ha mostrado además dispuesto a enviar un barco y un avión a esta operación, en la que Ucrania ha expresado también su interés, y Rusia podría también dar algún tipo de apoyo, aunque sin integrar el barco que ya patrulla por la zona en la misión de la OTAN.
El portavoz de la OTAN, James Appathurai, explicó que la operación no tiene aún una duración determinada, pero sí voluntad de mantenerse "no semanas, sino meses" y de ser "parte de una misión a largo plazo".
Aseguró además que podría producirse un "pequeño vacío" entre el fin de la actual misión y la que se aprobará hoy.
Sobre el formato de esta operación finalmente ha prevalecido el criterio de España y otros países para continuar con las agrupaciones navales permanentes, con una coordinación mejorada con la misión "Atalanta" y la intención de aclarar el marco jurídico y las reglas de enfrentamiento.
En la actualidad, es frecuente que los piratas capturados en operaciones de la OTAN deban ser puestos en libertad por falta de unas reglas jurídicas claras.
Como alternativa, EEUU proponía poner en marcha una misión nueva y más ambiciosa a la que estaba dispuesto a aportar fragatas, logística e inteligencia.
Su idea era superar e incluso doblar en número los cinco barcos que actualmente colaboran para la protección de las aguas frente a las costas somalís, según indicó el pasado lunes un alto funcionario de ese país.
Pero en un momento de crisis económica, la mayor parte de los países europeos no están por la labor de generar nuevas fuerzas.