Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN retirará 5.000 soldados de Kosovo en enero

Soldados de paz de la fuerza internacional para Kosovo (KFOR), en Mitrovica. EFE/Archivotelecinco.es
La OTAN retirará 5.000 soldados de Kosovo el próximo mes de enero para pasar de 15.000 a 10.000 efectivos, ya que considera que las condiciones de seguridad en el territorio así lo permiten, aseguraron hoy fuentes diplomáticas estadounidenses.
Las autoridades militares aliadas propondrán esta reducción a los ministros de Defensa de los países de la OTAN que se reúnen el próximo jueves y el viernes en Bruselas.
"La KFOR pasará a la próxima fase de las operaciones con una presencia de disuasión", explicó hoy a los periodistas un alto funcionario estadounidense.
Otras fuentes diplomáticas explicaron que la reducción planeada por el mando militar aliado incluye tres fases, una primera de 5.000 soldados en enero, otra de unos 4.000, y una tercera más adelante de otros 2.000.
El objetivo final es que, en una fecha aún sin especificar, queden unos 2.000 soldados de KFOR para apoyar y vigilar a la Fuerza de Seguridad de Kosovo (KSF), entrenada por la OTAN y multi-étnica en su composición y que estará formada por unos 2.600 efectivos.
Esta reducción es independiente de la retirada a finales de septiembre de las tropas españolas, en la actualidad formadas por unos 630 soldados, aclararon a Efe las fuentes diplomáticas.
España anunció el pasado mes de marzo su decisión de retirar sus soldados de Kosovo a finales de verano, lo que provocó las críticas de la OTAN y Estados Unidos por no haber sido una decisión previamente consensuada.
"EEUU ha defendido el principio de entrar juntos y salir juntos, no uno por uno, así que cualquier reducción que pueda aprobarse de los países de la OTAN debe ser decidida por las autoridades militares y no por países o capitales individuales", afirmó al respecto la fuente estadounidense.
Sobre posibles reducciones adicionales a los 5.000 soldados que volverán a casa en enero, aseguró que "sólo será posible con una recomendación explícita del alto mando militar, y un acuerdo explícito del Consejo del Atlántico Norte, basado en su evaluación de las condiciones políticas".
"La OTAN y EEUU comparten la preocupación sobre las condiciones de seguridad en Kosovo, y por eso deliberadamente nos moveremos muy gradualmente para estar seguros de que la reducción contribuye a la estabilidad, no a la inestabilidad", concluyó.