Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Observatorio de la vida militar comienza a trabajar casi dos meses después de ser ratificado por las Cortes

El Observatorio de la vida miliar ha celebrado este martes su primera reunión de trabajo, casi dos meses después de que los nueve miembros que lo conforman fueran ratificados por el Congreso y por el Senado.
Según han informado a Europa Press Mariano Casado, uno de los integrantes de este órgano, la reunión que se ha celebrado en una sala que ha cedido el Ministerio de Defensa ha servido para constituir el Observatorio y como primera toma de contacto entre sus miembros.
Casado ha resaltado la importancia de este hecho, ya que el Observatorio de la vida militar es un órgano de nueva creación y por tanto no tiene precedentes. No obstante, en la primera reunión únicamente se han puesto sobre la mesa las competencias del organismo y las ideas básicas para comenzar a trabajar.
Será en la siguiente reunión, cuya fecha de celebración no ha sido concretada, cuando se nombre al presidente del Observatorio --que será elegido entre sus integrantes-- y se debata un primer borrador del Reglamento que regirá el funcionamiento de este órgano.
El Observatorio es un órgano de carácter asesor y consultivo, creado en el marco de la Ley de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas, que está adscrito a las Cortes Generales y cuya labor es el análisis permanente de la condición de militar y de la forma con que el Estado vela por los intereses de los miembros de las Fuerzas Armadas.
Entre otras funciones, está la de efectuar propuestas de actuación sobre el ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas de los miembros de las Fuerzas Armadas; elaborar informes y estudios sobre el régimen de personal y las condiciones de vida de las Fuerzas Armadas; proponer medidas que favorezcan la conciliación de la vida profesional, personal y familiar de los militares; y promover la adaptación del régimen del personal militar a los cambios que se operen en la sociedad y en la función pública.
Está integrado por nuevo personas elegidas por las Cortes Generales. Por parte del Congreso, el pasado noviembre se eligió al exjefe de la Fuerza Terrestre Virgilio Sañudo; al secretario general de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), Mariano Casado; la catedrática de Derecho Constitucional y de la Universidad de Valladolid y miembro de la Junta Electoral Central Paloma Biglino; Víctor Torre de Silva y López de Letona, que ha ejercido como miembro Cuerpo de Letrados del Consejo de Estado; y Ramón Companys, exdiputado y exsenador de CiU encargado de asuntos de Defensa, además de exalcalde y expresidente provincial.
Por parte del Senado, fueron designados el almirante Juan Carlos Muñoz-Delgado; la doctora en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense María Angustias Caracuel; el catedrático de Derecho Administrativo y especialista en materia de Derechos Humanos Lorenzo Martín-Retortillo; y el catedrático de Sociología de la UNED y director del Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado de Investigación sobre la Paz, la Seguridad y la Defensa, Miguel Requena