Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oltra cree que a Barberá "la mandaron al Senado" porque 'Ritaleaks' "tenía muchos visos de prosperar"

La vicepresidenta de la Generalitat y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mònica Oltra, ha señalado este jueves que a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá "la mandaron al Senado" porque el caso 'Ritaleaks' --que investiga presuntas irregularidades en gastos de representación cargados al consistorio entre los años 2011 y 2014-- "tenía muchos visos de prosperar".
Oltra, en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos de las Corts, ha felicitado al grupo municipal Compromís por el trabajo que hizo buscando "como una aguja en un pajar" facturas que "evidenciaban la vida de lujo que la señora Barberá se daba a costa del erario público". "Comilonas, berberechos, ron Cacique se cargaban a las arcas del Ayuntamiento", ha subrayado.
La vicepresidenta ha denunciado el "doble blindaje" que el PP ha hecho a Barberá en el Senado para que "nadie pueda tocar a aquella que es intocable". Del mismo modo, ha criticado los "aplausos de cocodrilo" de los diputados 'populares' tras la declaración institucional que el presidente de las Corts, Enric Morera, ha leído en la que el Parlamento valenciano se manifiesta en contra de la corrupción.
A su juicio, es "insultante" que "los que vienen de declarar en el juzgado estén aplaudiendo una declaración que quiere poner en el mapa de la dignidad al pueblo valenciano, que no se merece el calvario que estamos pasando por vincular nuestro territorio a la corrupción".
Asimismo, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, al ser preguntado en una rueda de prensa en el Palau por la posible investigación --imputación-- de Barberá por 'Ritaleaks', se ha mostrado "indignado como el conjunto de los valencianos" porque "tenemos que desayunar sapos todos los días, porque no paran de salir muertos del armario".
Puig ha criticado que el PP no "ataje el problema" ni "asuma las responsabilidades políticas de aquella persona que durante un cuarto de siglo ha dirigido los designios de esta ciudad". "No se movía nada en Valencia, ni en el caso Nóos, ni en éste, ni en otro, sin que Barberá lo supiera", ha subrayado. "¿Qué más tiene que pasar para que, de una vez por todas, el PP tome las decisiones que debe tomar en la Comunitat?", se ha preguntado.
Por su parte, la presidenta del PPCV y síndica del grupo popular, Isabel Bonig, a preguntas de los periodistas en las Corts, ha criticado las "formas" de Puig en la tribuna de oradores del hemiciclo y, preguntada por cómo se actuará si finalmente Barbera resulta investigada, ha respondido: "Desde el presidente del PP hasta el último militante se le aplicarán las mismas medidas".
En cuanto a si comparte la decisión de que Barberá forme parte de la Diputación Permanente del Senado, ha señalado que "a lo mejor no ha sido lo mejor, pero es una decisión de la que debe responder el grupo popular del Senado". Por otro lado, no ha querido valorar las palabras de la exprimera edil en las que dijo que se sentía "enfadada" porque el PP no la ha defendido como se merece.
"ESCAÑO CONTAMINADO"
Desde el grupo socialista, su portavoz, Manolo Mata, ha criticado el "escaño contaminado" de Barberá en la cámara alta y ha destacado que Ritaleaks "puso de manifiesto gastos de la Alcaldía de Valencia por importes totalmente disparatados y que los mecanismos de control no estaban".
Mata ha indicado que como consecuencia de "lo que ha pasado estos años" cada día "va a haber insinuaciones de la Fiscalía de que va a ver algo o que un juzgado ya está investigando". Así, ha valorado que se va a hacer "una limpieza política".
Por su parte, el síndic de Podemos, Antonio Montiel, ha subrayado que Ritaleaks "demuestra un modo de hacer política", un "comportamiento vicioso durante años" y un "uso parasitario de las instituciones".
Asimismo, el portavoz de C's, Alexis Marí, ha resaltado: "Todos los días, de forma continuada, estamos hablando de la corrupción de un partido carcomido hasta la médula por la corrupción". En este sentido, considera que el PP "debería cambiar todo, hasta la gaviota, que parece que también acabará imputada".